La hora de la verdad

El Real Valladolid se enfrenta a seis partidos claves para abordar el último intento de colocarse en los puestos de Playoff en una igualadísima Segunda División del fútbol español

Roger celebra el primer gol. (Foto: La Liga).

Los de Miguel Ángel Portugal se encuentran ubicados en la decimotercera posición de la tabla clasificatoria con 44 puntos, los mismos que tienen Mirandés y Girona, a solo tres de los puestos de Playoff, con los 47 que tiene el Córdoba quedando ya muy lejos el ascenso directo, con los 53 que tiene el Deportivo Alavés, nueve más que los pucelanos.

“Vuelta la burra al trigo”. A pesar de la dolorosa derrota del fin de semana pasado en Anduva ante el Mirandés, con ese sonrojante 4-1, el Pucela conserva intactas las opciones de meterse en los puestos de Playoff para conseguir por esta vía el tan ansiado ascenso. Ascenso, todo hay que decirlo, que por fútbol y sensaciones parece estar en la actualidad bastante lejos.

Partidos decisivos

Seis son los partidos que el cuadro blanquivioleta va a tener que disputar “a cara de perro” en el próximo mes y medio ante rivales de entidad en los que se va a dilucidar definitivamente si el equipo de la capital del Pisuerga es aspirante a algo o no.

Este complicado calendario comienza el domingo, con la visita a Zorrilla de una Unión Deportiva Almería que suma seis encuentros sin conocer la derrota. Por santuario pucelano también tendrán que pasar, en este ciclo de encuentros, el Real Zaragoza que ocupa en la actualidad la séptima posición en la clasificación, y el Lugo que es octavo con los mismo puntos que los maños, dos más que los pucelanos.

Sin embargo, donde el Real Valladolid se va a encontrar con la verdadera piedra de toque, va a ser a domicilio. Leganés, actual líder de la categoría, Deportivo Alavés, segundo y Osasuna, quinto, marcarán el destino final del Pucela. Butarque, Mendizorroza y El Sadar, dictarán sentencia.

Malos antecedentes

Y los antecedentes no son nada halagüeños, si echamos la vista atrás y recordamos esta fase de la campaña durante la primera vuelta. Los Manu del Moral, Mojica, Rodri y compañía únicamente fueron capaces de sumar seis de 18 puntos posibles. Un único triunfo en La Romareda, tres empates ante Almería, Lugo y Leganés y dos derrotas en Zorrilla, por la mínima, contra Alavés y Osasuna.

Por aquel entonces, Miguel Ángel Portugal acababa de tomar las riendas del equipo tras la destitución de Gaizka Garitano después de la derrota ante la Unión Deportiva Llagostera. Ahora, con una vuelta disputada bajo la dirección del de Quintanilla de las Viñas, el Pucela sigue adoleciendo de esa continuidad y regularidad necesaria para jugar en la Primera División del fútbol español la próxima temporada.

Un final de temporada apasionante

El final de esta temporada en el escalón de plata del fútbol nacional se antoja apasionante no por el nivel futbolístico que se está pudiendo ver sino por la igualdad existente en la categoría. Pese a los mazazos ante el Huesca en casa y el Mirandés en Anduva, el Pucela sigue ahí.

El playoff sigue a tiro de piedra y en estos próximos seis choques, claves, va a quedar claro si el Real Valladolid finalmente disputa la fase de ascenso o se tiene que resignar con vivir un final de temporada vacío y triste con el único objetivo de terminar la que sería otra temporada perdida, lo mejor posible.

No hay comentarios

Dejar respuesta