El Seprona denuncia a un cazador furtivo con un arma prohibida

Fue sorprendido en un vehículo todo terreno en las inmediaciones de Peñaflor de Hornija

La escopeta intervenida. (Foto: Guardia Civil).

El Seprona ha realizado una campaña especial de vigilancia de la caza furtiva, después de que los titulares de los Cotos Privados de Caza le trasladaran su sospecha de que se estaba realizando en los montes Torozos cazas ilegales.

La Guardia Civil intensificó los servicios, dando como resultado que el pasado día 27 de marzo, componentes de la patrulla motorizada de Valladolid sorprendieron a J.C.P.S., cuando batía el terreno que conforma el coto privado de Peñaflor de Hornija, con dos perros de caza, circulando con un todo terreno, valiéndose de un sofisticado sistema mediante el cual los perros pueden subir y bajar sin detener el vehículo la marcha. El infractor llevaba en el interior del vehículo un arma larga rayada, del calibre 22 provista de una mira telescópica adaptada al mismo y un cargador introducido con cuatro cartuchos (balas), lista para hacer fuego.

El arma fue decomisada y entregada en la Intervención de Armas de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, por tratarse de un arma para uso exclusivo en tiro deportivo, estando prohibida para cazar, con la gravedad de hallarse las especies cinegéticas, como la perdiz, en época de reproducción siendo más vulnerables, además de encontrarse estos terrenos en época de veda, habiéndose puesto todos estos extremos en conocimiento de las Autoridades competentes.

La Guardia Civil, procedió a formular las correspondientes denuncias para su remisión a las Autoridades competentes.

No hay comentarios

Dejar respuesta