Rock, amabilidad y cercanía en Aspaym

Dos integrantes del grupo Mago de Oz, concretamente ‘Carlitos’ y ‘Mohamed’, han visitado esta tarde las espectaculares instalaciones que Aspaym Castilla y León tiene en Valladolid capital.

No se sabe si las estrellas de rock son denominadas estrellas por lo que deslumbran o por su lejanía con respecto a los demás. Quizá sea una mezcla entre ambas, su carisma junto al ego que crece a medida que te van conociendo millones de seguidores. La visita de dos de los integrantes del grupo de hard-rock Mago de Oz a las instalaciones de Aspaym en Valladolid ha dejado a las claras que de lejanía nada.

Un paseo por las increíbles instalaciones de Aspaym en la calle Treviño en el que Carlos Prieto Guijarro ‘Mohamed’ y Juan Carlos Marín López ‘Carlitos’ -violinista y guitarrista principal- han atendido y se han interesado por todos los novedosos sistemas, proyectos de investigación o máquinas de rehabilitación. Pero lo más destacable no ha sido ese interés suscitado por unas instalaciones que “son la caña”, sino por su trato cercano y de tú a tú con los pacientes y técnicos.

Firmas de discos improvisadas junto a conversaciones sobre conciertos pasados y futuros se mezclaban con las risas y los gestos amables de pacientes y músicos. Y es que Mago de Oz y Aspaym tienen una historia de colaboración que empieza en 2002 con un concierto benéfico junto a Celtas Cortos y otro en 2003 junto a Lujuria.

“Nos une una relación de amistad muy buena”, expresaba Mohamed, quien se ha quedado impresionado por el avance tecnológico sufrido desde su primera visita en 2002 al centro de Simancas. Como el Centro de Investigación en Discapacidad Física de la Fundación Aspaym Castilla y León (CIDIF) y los novedosos aparatos para intentar una respuesta totalmente eficaz a los problemas derivados de diferentes discapacidades.

Ambos se han mostrado encantados de colaborar con Aspaym Castilla y León ya que ven como luego asociaciones como esta “sacan la mayor productividad posible y la emplean en la mejor ayuda”, algo que “merece totalmente la pena”.

Unas colaboraciones a las que Carlitos reconoce que “nunca hay que poner pegas” porque es importante que centros como el de Aspaym avancen, ya que “no sabes si te va a tocar de cerca el día de mañana”. Es, por lo tanto, “un beneficio para todos”.

Y es que todos tenemos casos muy cercanos que puedan necesitar estas ayudas que mejoran la calidad de vida de una manera crucial. “Parece que le toca a los demás pero está muy cerca, más de lo que creemos”, explica Mohamed.

Por ello, consideran que la música es esencial para transmitir mensajes a los jóvenes. “Con la música puedes ayudar a que se conciencien, que sean responsables y que no cojan el coche o la moto cuando beban”, un problema que el violinista del grupo considera que ayudan a intentar paliar en la medida de lo posible.

Su imagen de rockeros con el pelo largo, aros en las orejas, y el negro como color predominante pueden resultar cortantes para el que se quede con la superficie de las cosas, pero la fachada nunca dice nada claro sobre los entresijos internos.

Un paseo por las instalaciones de Aspaym Castilla y León en Valladolid que parte de Mago de Oz ha disfrutado y ha hecho disfrutar a los presentes. Tras esta visita, comentaban que ya tenían apalabrado un buen lechazo regado con vinos de la Ribera del Duero. Un merecido descanso para hacer disfrutar al estómago. Porque a los rockeros también les gusta comer bien, y qué mejor sitio que Valladolid.

No hay comentarios

Dejar respuesta