4.000 entradas vendidas para el mayor evento del rugby español

A pesar de que la Semana Santa se preveía como un momento de nivel bajo de venta de entradas, el concejal de Deportes, Alberto Bustos, ha afirmado que el ritmo es muy alto y que se espera que se incremente en las próximas semanas.

Encuentra pasado entre el VRAC Quesos Entrepinares y el SilverStorm El Salvador.

La final de la Copa del Rey de Rugby entre el VRAC Quesos Entrepinares y el SilverStorm El Salvador es, una vez pasada la Semana Santa, el evento que más se espera en Valladolid para demostrar la afición al deporte del oval que hay en esta ciudad.

Algo que queda patente con el alto ritmo de entrada para el partido que se disputará el 17 de abril en el Estadio José Zorrilla. Y es que, a pesar de que la Semana Santa es una época movida y de viajes, ya se han vendido unas 4.000 entradas para tan preciada final.

Alberto Bustos, concejal de Deportes, ha destacado que “estamos muy contentos” y ha reconocido que el ritmo se espera que se incremente en las próximas semanas a medida que se vaya acercando el partido entre el VRAC y El Salvador. Desde fuentes municipales no quieren dar una cifra de los aficionados que esperan congregar, si bien dejan claro que “se va a conseguir que sea el evento del rugby español más importante de los últimos años, si no de la historia”.

A pesar de ello, Bustos ha reconocido que “10.000 o 12.000 aficionados serían cifras muy interesantes”. No obstante es sabedor de que llenar el Estadio José Zorrilla es algo que ha pasado pocas veces y que será “complicado”, si bien “no es el objetivo”.

Un estadio del Real Valladolid que durante el 4 y 5 de abril vivirá los primeros movimientos en lo que a obras se refiere con la colocación de las zapatas en las que se insertarán los palos. Un contrato que ha sido adjudicado a B2 Sport Equipamientos Deportivos por 7.200 euros para instalar un sistema de bisagras que permitan levantar los palos sin tener que incrustarlos verticalmente con una grúa. Una vez instaladas estas zapatas, la noche entre el 16 y 17 de abril será el momento en el que todo se pondrá a punto.

La idea es que en esta  final de Copa del Rey se muestre que Valladolid es una ciudad de rugby donde “la afición es muy importante y es una referencia a nivel estatal”. Así, Bustos ha anunciado a los medios de comunicación, tras una rueda de prensa en la Casa del Deporte, que de momento hay asegurados autobuses procedentes de lugares como Madrid, Sevilla o el País Vasco con equipos de rugby que quieren ser partícipes de esa fiesta.

Para el concejal esta final en el José Zorrilla “ya es un acierto”, sin saber qué cantidad de gente respaldará la iniciativa el 17 de abril, porque “hemos conseguido que llevemos hablando de esta final desde hace mes y medio”.

No hay comentarios

Dejar respuesta