Olmedo vive con solemnidad la Procesión General del Viernes Santo

Cientos de vecinos siguen el recorrido del momento cumbre de la Semana Santa en la ciudad del Caballero

Cae la noche más solemne del año en Olmedo, la del Viernes Santo, y los cofrades se preparan en la iglesia de San Miguel para el momento de mayor devoción de la Semana Santa en la localidad, la Procesión General en la que procesionan todos los pasos y cofrades. La noche anterior, el Jueves Santo, la procesión del Silencio culmina en este templo, donde las tallas pasan la noche a la espera del espléndido desfile.

“Es nuestro momento cumbre en Semana Santa porque sacamos todos los pasos, recorremos las calles de Olmedo y cantamos la Salve al finalizar”, explica a Noticias Castilla y León Teresa Martín Gómez, presidenta de la Junta de Cofradías. La procesión ilumina y embellece la noche desde su comienzo junto a la zona amurallada, los pasos salen de la Soterraña a las 22.30 horas, puntuales y sin problemas gracias a un cielo despejado que respeta la Pasión.

La Oración del Huerto, El Nazareno, Jesús atado a la columna,  La Verónica, Coronación de Espinas, Jesús Crucificado, La Cruz desnuda, Nuestra Señora Dolorosa, el Santo Sepulcro y la Cruz Desnuda; los pasos escenifican el Calvario de Cristo hasta la muerte, portados por las dos hermandades, la Cofradía de Jesús Nazareno y la Cofradía de la Oración del Huerto, en un recorrido acompañados por cientos de vecinos del municipio y visitantes, que han contemplado la salida del templo y después han seguido el recorrido con la procesión.

Los cofrades del Santo Entierro, ataviados con hábito morado, capa dorada y capirote negro y hábito blanco, capa negra y capirote negro, en función del paso que acompañan. En el caso de la Oración en el Huerto, hábito negro y capa verde y hábito granate y capa beige, también acorde al paso portado y siempre con el rostro descubierto.

Los más de doscientos cofrades culminan la procesión a las puertas del Convento de la Concepción, donde entonan la Salve y vuelven a custodiar los pasos. Para la mayoría de tallas es el final en esta Semana Santa, tan sólo a falta del emotivo Encuentro entre Cristo y la Virgen en la mañana del Domingo de Resurrección.

No hay comentarios

Dejar respuesta