Roger, Rennella y sus goles marcan el camino del Pucela

El español suma ya cinco tantos mientras que el franco-italiano ha perforado el marco rival en tres ocasiones desde su llegada

Roger y Rennella aportan gol a este Real Valladolid.

Algo ha cambiado en la parte ofensiva del Real Valladolid desde el mercado invernal. La llegada de Rennella y de Roger, ambos en calidad de cedidos aunque el primero con una opción de compra obligatoria por parte del Pucela, ha dado al equipo de Miguel Ángel Portugal esa mordiente y ese gol en la zona atacante de la que adolecía hasta la llegada del franco-italiano y del valenciano respectivamente.

Tras el cierre de las puertas del Real Betis y del Levante, ambos futbolistas llegaron en el pasado mercado para conseguir que el Real Valladolid diera un salto de calidad en ataque con dos jugadores a los que esta Segunda División del fútbol español parece quedárseles bastante pequeña. El esfuerzo de Rodri, del que nadie duda y que será siempre agradecido, no era suficiente para intentar abordar el tan ansiado ascenso.

Roger, el ansiado nueve

Idolatrado por la afición vallisoletana por su entrega, lucha y coraje, Roger Martí ha vuelto con más fuerza aún en esta segunda etapa en la capital del Pisuerga. Pese a comenzar la temporada siendo importante en el Levante, llegando a ser titular en partidos importantes como ante el Real Madrid en el Bernabéu. Sin embargo, las llegadas de Giuseppe Rossi y Mauricio Cuero, unidas a la presencia de hombres como Ghilas o Deyverson le cerraron definitivamente las puertas allá por el mes de enero.

Dos partidos le hicieron falta al de Torrente para hacerse con la titularidad y uno más para perforar el marco rival, en San Mamés y ante el Bilbao Athletic para dar los tres puntos a su equipo con aquel tanto recordado por las máscaras que se enfundaron él y Mojica.

Desde su llegada el pasado 28 de enero, el 23 del Pucela ha aportado esa rapidez, ese olfato y ese gol que su equipo necesita. En 562 minutos, en los ocho choques disputados desde su vuelta, el jugador cedido por el Levante ha conseguido cinco goles, o lo que es lo mismo y hablando de estadísticas, el ariete promedia un tanto cada 112 minutos. De su puntería depende buena parte de la suerte del equipo en esta fase final de temporada.

Rennella, el complemento perfecto

La mala suerte de Vincenzo Rennella, sobre todo en el último año, se debe, en buena parte a las lesiones. El franco-italiano apenas disputó 191 minutos con el Real Betis, en Primera División y en el tramo inicial de la temporada.

Pese a esto y desde su llegada, Miguel Ángel Portugal ha confiado en el de Saint-Paul-de Vence, llegando incluso a cambiar el esquema del equipo de un 4-2-3-1 a un 4-4-2 para aprovechar la inteligencia a la hora de jugar entre líneas de un hombre de 1,88 metros pero que posee una agilidad de movimientos impropia para un hombre de esta estatura.

El 24 firmó una gran actuación la pasada semana ante la Unión Deportiva Llagostera con dos tantos de bella factura y suma tres desde su llegada.

Braulio parece haber dado con la tecla

“Al César lo que es del César”. Si se le criticaba al secretario técnico del Real Valladolid por los fichajes veraniegos, Erick Moreno a la cabeza, ahora hay que dar la razón (de momento) a un hombre que arriesgo en busca de firmar a tres o cuatro hombres en invierno,  que llegaran de equipos de primera y que dieran ese salto de calidad a su equipo.

Borja, Nikos (hasta su lesión), Roger y Rennella se han convertido en fijos desde su llegada y parece que Braulio Vázquez ha dado con la tecla. Habrá que esperar al final de temporada para saber si finalmente sirve para que el Pucela juegue la temporada próxima en la máxima categoría del fútbol español y poner una nota definitiva al gallego y al equipo pero, de momento, tiene buena pinta.

No hay comentarios

Dejar respuesta