El reo indultado siente la libertad en la procesión de Penitencia

El empresario que ha sido indultado ha desfilado portando el paso de ‘La quinta Angustia’, a su salida de la Audiencia Provincial

El preso indultado sale de la Audiencia Provincial.

La Semana Santa es, sobre todo, un momento de tradiciones que se mantienen desde hace años. Como la de liberar a un preso indultado a petición de la cofradía de La Piedad. Este año ha sido un empresario textil, que responde a las iniciales de G. N. G. C. y que ha desfilado este Jueves Santo en la Procesión de Penitencia y Caridad, en la que ha participado junto con los portadores del paso de ‘La quinta Angustia’, de Gregorio Fernández (1625).

Así, momentos después de que los cofrades de la ‘Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo’ procesionaran por la Audiencia Provincial de Valladolid, el indultado se ha sumado a los cofrades que empujaban el paso tras lectura del Real Decreto que ha anunciado su indulto.

El empresario que este año se ha beneficiado del indulto fue condenado por delitos económicos, de estafa, a una pena de tres años y medio de prisión, aunque aún no había ingresado en el centro penitenciario.

Este reo, además de haber mostrado arrepentimiento y haber escrito cartas en las que solicitaba el perdón de las personas a las que perjudicó con la comisión del delito, ha devuelto el dinero a “todos y cada uno de los afectados”, quienes lo han aceptado.

La procesión ha partido, a las 18.30 horas, de la iglesia de Nuestra Señora de La Antigua con el paso ‘Santísimo Cristo de la Preciosísima Sangre’, de Lázaro Gumiel (1953).

También se ha incorporado el ‘Cristo de la Luz a María’, perteneciente a la Escuela de Gregorio Fernández (1642) que ha partido de la iglesia de san Martín junto a la ‘Quinta Angustia’, atribuida a Gregorio Fernández y que ha estado acompañada por un escuadrón a caballo y alumnos de la Academía de Policía Nacional de Ávila y ha sido empujada por los cuatro cofrades y el preso indultado.

Este desfile procesional, en el que han participado las cofradías de La Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y de Nuestra Señora de La Piedad, ha recorrido las calles Gandásegui, Mogaña, Solanilla y Angustias, y a la altura de San Martín se ha unido la hermandad de la Piedad, para llegar a la Audiencia Provincial, donde se ha realizado el acto de liberación del preso indultado, que ha sido liberado con la túnica de la cofradía de La Piedad bajo la mirada de cientos de personas.

El recorrido ha continuado por Plaza de San Pablo, Cardenal Torquemada Cardenal Cisneros, Cerrada, Real de Burgos, y Chancillería, donde, frente a la residencia de ancianos ‘Nuestra Señora del Carmen’ se ha realizado otro acto penitencial ante el paso ‘Cristo de la luz a María’.

La procesión ha seguido hasta el convento de las Reverendas Madres Descalzas Reales donde se ha realizado un acto de oración para proseguir por la calle Ramón y Cajal hasta llegar al Hospital Clínico Universitario, donde ha tenido lugar otro acto de penitencia ante los pasos ‘Santo Cristo de la Preciosísima sangre’ y ‘Nuestra Señora de la Piedad’.

El desfile ha continuado por Ramón y Cajal, Colón, Cardenal Mendoza y plaza de Santa Cruz, donde ambas cofradías han sido recibidas por la hermandad universitaria del Cristo de la Luz. Así, ha finalizado por las calles Padre Arregui, Librería, Universidad y Arzobispo Gandásegui, donde ambas cofradías se han despedido.

No hay comentarios

Dejar respuesta