Valladolid se une para recordar a las víctimas del terrorismo

Un centenar de personas se han congregado esta mañana en la Plaza Mayor de Valladolid, con representación de todos los grupos municipales, para condenar el atentado de Bruselas y recordar a las víctimas del mismo.

De nuevo ayer se escribió con sangre otra página negra de la historia en la sociedad actual, no ya europea sino mundial. El atentado perpetrado por el Daesh en el aeropuerto y en una estación de metro de Bruselas, que hasta el momento ha dejado 31 fallecidos y alrededor de dos centenares de heridos, ha provocado una marea de apoyo al pueblo belga en muchos puntos de España.

Entre ellos Valladolid, donde aproximadamente un centenar de personas se ha congregado en la Plaza Mayor para condenar el ataque y recordar a las víctimas con un sentido minuto de silencio.

Una concentración donde se palpaba la pena resultado de la solidaridad del pueblo vallisoletano con el belga y en la que se ha enfrentado al terror de una manera pacífica y desde el Estado de Derecho. A las puertas del Ayuntamiento se han visto representantes de los cinco grupos municipales -PSOE, PP, Toma la Palabra, Sí Se Puede y Ciudadanos-.

Una unión política y social que ha valido el agradecimiento del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, para dar respuesta a unos acontecimientos “tan absolutamente despreciables”. El primer edil se ha congratulado por la detención de uno de los colaboradores del atentado de Bruselas, si bien no es el terrorista huido, Najim Laachraoui.

Para el regidor, en todas las sociedades democráticas la salida de los terroristas solo son dos, “o muertos o a disposición de la justicia”. “El terrorismo no consigue resolver ningún problema ni que ninguna causa se refuerce”, ha explicado Puente, quien considera que es una “medida estéril que lo único que causa es dolor y sufrimiento, y que no conduce a nada”.

Sobre las medidas propuestas desde el Ministerio del Interior, Puente ha destacado que España ya está al nivel de alerta cuatro de cinco, que supone “un nivel de prevención y seguridad muy muy alto”. Asimismo ha considerado que “no hay elementos de juicio para dar un paso más en ese nivel”.

En señal de duelo, además de la bandera belga que hay colgada en el balcón de la Casa Consistorial y de las banderas a media asta, el propio edificio municipal que preside la Plaza Mayor se iluminará esta noche con los colores de Bélgica.

Que no paguen justos por pecadores

Una de las premisas que han lanzado a los medios algunos de los representantes políticos es la de no hacer de los atentados de raíz islámica un odio irracional hacia toda la comunidad de esa religión. Así lo ha expresado José Antonio Martínez Bermejo, presidente del grupo municipal popular, quien ha pedido “calma” a la comunidad de Valladolid para “no condenar a nadie que no deba hacerse” por los atentados ocurridos.

Bermejo ha afirmado que “es importante discernir” porque “no se puede condenar a toda la comunidad islámica”, ya que los atentados los cometen “personas concretas”.

En el mismo sentido se ha expresado María Sánchez, concejal de Valladolid Toma la Palabra, quien ha pedido que este tipo de ataques terroristas que llevan a cabo unos pocos “no pueden hacer que la xenofobia y el racismo crezcan en España y en la Unión Europea”. Asimismo ha tenido palabras de recuerdo a los refugiados que huyen de las guerras en sus países, en las que el Daesh está muy presente, y que son “víctimas” del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía. “Todos estamos en el mismo barco”, ha destacado.

Por último, Charo Chávez, concejala por Sí Se Puede, ha reconocido que “Europa tiene una asignatura pendiente” de mostrarse unida en las “decisiones para las personas” para que “el dolor de unos cuantos no sea la alegría de otros”.

No hay comentarios

Dejar respuesta