“No negociaremos con una empresa con beneficios que cierra sus instalaciones”

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha sido así de rotundo a la hora de mostrarse “sorprendido” porque “desde algún sector político del Ayuntamiento de Valladolid” le recriminen que no negocie con Lauki por la decisión de cerrar su fábrica de Valladolid.

Óscar Puente, alcalde de Valladolid.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha expresado con rotundidad la posición el Ayuntamiento de Valladolid para con el cierre de la fábrica de Lauki en la ciudad, propiedad de la empresa Lactalis. “¿Qué vamos a negociar con una empresa que tiene beneficios y decide cerrar sus instalaciones?”, ha preguntado retóricamente el regidor, quien ha destacado que “no vamos a pasar por esto quedándonos con los brazos cruzados”.

Puente se ha mostrado “muy sorprendido” porque “desde algún sector político” del Ayuntamiento de Valladolid “se diga que hay que negociar” con Lactalis. Para Puente, se trata de “prácticas inadmisibles” de empresas que “lo único que buscan es la supresión de competencia para acaparar cuota de mercado y concentrar producción para maximizar un beneficio que ya es muy elevado”.

El primer edil se ha mostrado indignado de que “una empresa que tiene un beneficio enorme no solo en España, sino en Valladolid, plantee el cierre”. Puente cree que es algo que no se puede tolerar porque “dejan tiradas a familias que llevan décadas con la empresa”.

Para el alcalde se trata de prácticas empresariales que “van en contra de los tiempos y de lo que se debe tolerar como sociedad y desde las administraciones públicas”. Por ello ha mostrado el “compromiso” del Ayuntamiento de defender la planta de Lauki en Valladolid “con todos los recursos”.

Así, ha mantenido la postura de “posible boicot” a Lactalis y ha destacado que “si conflictos así pasan con otras empresas, tendremos la misma posición”. Sobre la postura de la Junta de Castilla y León, ha defendido que “entiendo que quieran medir las fuerzas porque tienen otras factorías en la Comunidad y tienen una línea negociadora distinta”. “Es el papel que le corresponde”, ha afirmado.

Asimismo, Puente ha afirmado que hay que tener cuidado y ha pedido solidaridad porque “esta forma de funcionar puede afectar a otras fábricas como la de Peñafiel o Zamora”. “Con este tipo de métodos tenemos que ser solidarios unos con otros porque no habrá seguridad laboral en ningún sitio del país”, ha aseverado.

“Hay que tener conciencia para estar juntos y tener solidaridad, porque hoy nos ha pasado a nosotros pero mañana le puede pasar a cualquiera”, ha afirmado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien ha anunciado que estará en una de las concentraciones de protesta que tienen convocados los trabajadores los días 29 y 31 de marzo.

No hay comentarios

Dejar respuesta