Erizo Sibarita: “Buscamos hacer algo que llegue a la gente”

Esta banda vallisoletana, formada por cuatro mujeres, nació en 2013 y fue capaz de llenar el Auditorio Miguel Delibes hace apenas un mes en un concierto muy bien valorado por la crítica

En primer plano: Irene Crespo (voz y guitarra). Detrás: Silvia Arpa (teclados). En tercer lugar: Raquel Capellán (bajo y coros). Por último: María Mato (batería).

Irene, María, Silvia y Raquel son cuatro mujeres que apenas sobrepasan la veintena pero que compatibilizan desde hace más de quince años sus estudios musicales con su formación académica. Estas cuatro amigas forman la banda musical Erizo Sibarita, nacida en marzo de 2013 y que rápidamente consiguió alzarse con el primer premio del concurso “Salta a la Fama”, organizado por un conocido centro comercial de la capital del Pisuerga.

De trato cercano y amable, estas cuatro jóvenes que irradian alegría e ilusión a partes iguales hacen un repaso para www.noticiascyl.com de sus inicios, del origen del nombre del grupo, de cómo vivieron el concierto de hace apenas un mes en el Auditorio Miguel Delibes y también de cómo ven un futuro que promete estar lleno de éxito.

P: Es la pregunta típica, lo sé, pero… ¿Por qué Erizo Sibarita?

Raquel: Porque no sabíamos qué nombre poner al grupo, bueno no sabían porque yo todavía no estaba. Preguntaron a una amiga por las palabras que más le gustaban y dijo: guateque y sibarita. Estos dos vocablos juntos quedaban feos y parecía un poco fiesta de pueblo. Posteriormente dijo: “erizo”. “Erizo Sibarita” les gustó y así se quedó.

Irene: Discutimos bastante porque tampoco nos decía nada al principio. Nosotras lo que hemos defendido es que el nombre no es el nombre sino el significado que tiene.

P: Vuestra carrera musical arranca en marzo de 2013 por lo que se puede decir que aún sois un “erizo embrionario”… ¿Cómo les da a tres chicas como vosotras por decir: “Vamos a juntarnos para tocar”?

Silvia: Todo empezó porque a Irene le propusieron un concierto el día 8 de marzo, el “Día de la Mujer” en el Espacio Joven, donde se nos propuso hacer una colaboración con ella. Hicimos ese concierto juntas, nos gustó la experiencia, y decidimos seguir quedando para hacer otras versiones, canciones y demás.

P: En un principio erais tres (Irene, Silvia y María), ¿Cuándo y por qué decidís que vais a ser una más y que Raquel se incorpora al grupo?

María: En verano. La primera vez que tocamos con Raquel fue en la Fiesta de la Música. Cuando vino Jesús (Manager), nos vio en Tudela y nos dijo que le habíamos gustado y que esto podía ser algo más profesional si trabajábamos mucho. Decidimos que un bajo en un grupo es básico, más aún si queríamos hacer cosas más importantes. Conocíamos a Raquel, sabíamos que tocaba la guitarra y…

Raquel (Interrumpiendo): Lo habíamos hablado, quedó así en el aire y justo después de que vieran a Jesús por primera vez, Irene me llamó y me dijo: “Oye, Raquel, que nos han propuesto un proyecto y si quieres venir, únete ya. Ven mañana”.

Irene: Hemos de decir que Raquel no tenía ni bajo. Tocamos en la Fiesta de la Música y después comenzamos a trabajar las cuatro.

P: ¿Cuánta importancia tuvo, en septiembre de 2014, el concurso “Salta a la Fama”? Contadme un poco como se desarrolló porque triunfasteis con 41 grupos de por medio, con el apoyo primero del público y después del jurado…

Irene: Estábamos de vacaciones, vimos el concurso y dijimos “vamos a apuntarnos” porque habíamos hecho ese vídeo para otro concurso (“Salvajes”), casero cien por cien. Teníamos el vídeo hecho y probamos a hacerlo porque no perdíamos nada. Empezamos a dar la “chapa” para que la gente nos votara a través de Facebook y quedamos las cuartas. Después había otra fase que era la de tocar en el centro comercial en el que se desarrollaba el concurso y ese día tocamos. Parece ser que lo hicimos bien, nos eligieron y fuimos a la entrega de premios. Estuvo bien ganar porque te da notoriedad y publicidad.

P: ¿El ganar este concurso fue un poco el despegue del grupo?

María: Yo creo que no. No fue algo que buscásemos, fue bastante aleatorio.

Irene: El grupo creció cuando Jesús Saludes nos conoció y a raíz de tener un productor fue todo más fácil aunque “Salta a la Fama” estuvo bien.

P: ¿Cómo definís vuestro estilo musical?

Silvia: Básicamente es Pop-Rock. Cogemos influencias tanto de grupos españoles como Izal o Vetusta Morla y también un poco del Pop-Rock británico con Coldplay o Imagine Dragons.

P: Al final acaba siendo una mezcla de estilos peculiar, como el nombre de vuestro grupo…

Irene: Ahora, el Indie es la música que todo el mundo escucha por lo que no es difícil que un grupo de jóvenes como nosotras que escuchamos Indie, acabe tocándolo también. Definir el estilo del grupo es difícil siempre.

Silvia: No buscamos hacer algo diferente sino algo que llegue a la gente, que guste, que cuente un poco lo que queremos transmitir.

P: ¿A quién le cantáis? ¿A quién va dirigida vuestra música?

Irene: Queremos creer que a todos los públicos. Si me preguntas a mí a qué público me gustaría llegar, siempre diría que una franja de 20 a 35 años. Para mí ese es el mejor público que podríamos tener. Cantamos para todos los públicos pero es cierto que esta es la franja que nos marcamos.

En primer lugar, Irene Crespo. A su derecha, María Mato. A su izquierda, Silvia Arpa y Raquel Capellán.
En primer lugar, Irene Crespo. A su derecha, María Mato. A su izquierda, Silvia Arpa y Raquel Capellán.

P: ¿Cuáles son vuestras influencias, los espejos a los que os miráis?

Raquel: Lo mismo que te hemos dicho en las influencias. La gente dice que la voz de Irene se parece a Héroes pero no nos sentimos identificadas.

Jesús Saludes (Productor del grupo): Es verdad pero más por la forma que tiene de cantar. A la gente que la escucha por primera vez le recuerda mucho. Si tuviera que definir el estilo y a qué se pueden parecer, diría que son las nuevas Amaral, aquí en España. El grupo que coge esa mezcla de Pop, de Rock, podía ser un poco la siguiente generación de ese tipo de música.

P: Componéis y tocáis… ¿Qué es más difícil, tocar para un grupo de personas que está expectante o poneros de acuerdo para que a las cuatro os guste un tema de los que componéis y salga adelante?

María: Para que salga una canción adelante creo que tenemos bastante facilidad. Pocas veces una de nosotras ha dicho: “Esto no me  gusta”. Casi siempre ha funcionado. Además, desde que nace una canción hasta que surge la final hay que darle muchas vueltas.

Irene: Al final la misma letra para una de nosotras puede significar una cosa y para otra, otra. Eso es lo bonito. Aun así, dudo que haya un grupo en el que el cien por cien de las letras estén consensuadas. Lo nuestro es atípico porque componemos todas, y participamos activamente en la composición pero normalmente, en los grupos, compone uno y si al resto no le gusta, ya puede ir buscándose otro grupo para tocar.

P: Destacáis mucho el hecho de ser amigas y tener esa complicidad… ¿Tiene tanta importancia esto para que todo salga bien?

Irene: Ahora dejamos menos cosas a esa complicidad del momento que antes nos servía para el directo. Nos mirábamos y todas sabíamos lo que iba a suceder pero ahora la complicidad es para otras cosas. Ahora no se puede dejar nada a la improvisación. Llevamos todos los temas con claqueta. Va todo tan medido que aunque te mires, si te has confundido, da igual, porque sabes que te has confundido y ya no puedes arreglarlo pero a la hora de componer y de ensayar todo es más fácil cuando te llevas bien con la gente, obviamente.

María: Es el mismo grupo. Si ya de por sí me gusta ensayar, hacerlo con mis amigas más todavía.

Silvia: Es el hecho de disfrutar haciéndolo. Esto empezó como un hobby por lo que era muy importante que disfrutaras con ello y no hacerlo por obligación.

Irene (apuntillando): Además, el hecho de tener un local en Tudela, hace que estemos como en casa. Te haces unas pizzas, una fiesta o haces el ensayo y después se vienen unos amigos a tomar algo, por lo que está muy bien.

María: Donde hay buen ambiente se trabaja mejor.

P: ¿No discutís nunca? Supongo que alguna “peleílla” habréis tenido.

María: Discutir es inevitable. Nos queremos y nos odiamos pero no podemos estar mucho tiempo peleadas.

Irene: Hay veces que estamos tan enfadadas que llega un punto que alguna dice: “Venga, vamos a darnos un abrazo de erizas”, nos lo damos y todo fluye. Igual que la amistad y la complicidad es importante, la sinceridad también y cuando algo no te gusta, lo mejor es decirlo. Sabes que si hay algo, se va a solucionar.

P: Silvia y Raquel estudian medicina, Irene trabaja y María está de Erasmus, ¿Cómo compagináis el grupo con vuestra vida diaria? ¿Hay tiempo para todo?

María: Hay tiempo para todo. Suena muy tópico pero si algo te gusta, sacas tiempo. Cuando tuve la posibilidad de hacer el Erasmus en París y tenía el grupo, no sabía qué hacer pero al final compagino ambas cosas y lo llevo bien.

Raquel: Si te organizas y te gusta puedes compaginarlo todo. Si una de nosotras tiene que estudiar hasta una hora concreta, intentamos poner el ensayo más tarde y ya está. Al final se trata de poder hacer lo que quieres.

Irene: Yo tuve la suerte de acabar la carrera antes de conocer a Jesús por lo que me quité un gran peso de encima. Yo sola me convencí de que tenía que tomar un año para Erizo porque cuando empleas en algo dos horas no es lo mismo que cuando empleas 24. Solo trabajo los fines de semana.

Silvia: Creo que puede haber momentos un poco más difíciles, en épocas de exámenes, pero la verdad es que agradecemos mucho que nos respetan esas épocas, por lo que se puede compaginar muy bien.

En primer lugar, María Mato. A su izquierda, Irene Crespo. A su derecha Raquel Capellán y Silvia Arpa.
En primer lugar, María Mato. A su izquierda, Irene Crespo. A su derecha Raquel Capellán y Silvia Arpa.

P: El pasado sábado, 27 de febrero, actuasteis en el Auditorio Miguel Delibes vendiendo todas las entradas con varios días de antelación. Definidme con una palabra lo que sentisteis en ese concierto.

Irene: Sueño.

Raquel: Adrenalina.

María: Superación.

Silvia: Emoción.

Irene: En el momento en el que sales al escenario, ves el Auditorio a reventar con 400 personas que están esperando a que salgas tú que eres un “Don nadie”. Tuve ganas de llorar de emoción. Además cuando veía que todo estaba saliendo según lo planeado y me giraba en el escenario y las veía a todas con un subidón de adrenalina es increíble. Creo que el público quedo muy contento. Es una gran sensación.

P: Queréis acabar vuestro primer disco en verano. De momento tenéis siete canciones, ¿Cómo lo lleváis?

Irene: Lo llevamos muy bien aunque tenemos que componer ahora como que no hubiera mañana pero creo que todo lo que estamos viviendo facilita que la inspiración venga. Hay veces que me bloqueo por el hecho de tener que componer mucho en poco tiempo pero en realidad, si piensas un poco en la situación en la que estamos, es fácil que salgan cosas interesantes, el día menos pensado.

Raquel: Todas las emociones que estamos viviendo facilitan el poder hablar sobre ello o sobre cualquier otra cosa pero lo importante es que tenemos las emociones a flor de piel.

P: Dentro de estas canciones tenéis una que se llama “Lady Salvación” que habla de los atentados de París del año pasado. ¿Cómo surge la idea?

Irene: “Lady Salvación” es la canción de una mujer que está muy entregada con la sociedad, cree que va a salvar el mundo porque pensamos que haciendo pequeños actos somos mejores ciudadanos pero al final hay cosas que no están en nuestras manos que cambien. Esa mujer se levanta un día, enciende la televisión, ve los atentados de París entra en shock y se la quitan las ganas de vivir pero al final de la canción, vuelve el entusiasmo y el decir que cuando pasan cosas como estas hay que seguir luchando y no acobardarse.

P: Además, tenéis un videoclip con la canción “Vigésimo Amanecer” en el que Irene, me han dicho que corres bastante. ¿Cómo recordáis la grabación?

Irene: Esa tarde de rodaje estuve corriendo desde las 15:00 hasta las 21:00 para unos cuantos segundos de vídeo. Fue un sueño porque, de repente, te ves ahí al lado de un equipo profesional que te maquilla y te ilumina. Impresiona.

P: Vuestro primer disco está en fase de micromecenazgo en la plataforma Verkami. ¿Qué calendario os habéis marcado? ¿Cuál es el camino a seguir?

Irene: Mucha gente piensa que hemos presentado el disco, pero aún no lo tenemos ni grabado. La idea es ir a Madrid, rodarlo un poco y terminar de componer. En la segunda quincena de agosto, grabarlo y una vez grabado presentar el disco como Dios manda y a partir de ahí, ya veremos. Ir paso a paso porque al final no se pueden adelantar acontecimientos. ¿Quién nos iba a decir hace cuatro meses que íbamos a estar en Delibes con ese montaje?.

P: ¿Qué metas os marcáis después de llenar el Miguel Delibes? ¿Cuáles son vuestros retos futuros?

Silvia: Seguir componiendo, seguir creciendo poco a poco y lo que nos vaya viniendo. Como dice Irene, no podemos adelantar lo que va a ocurrir. Seguiremos trabajando en ello.

Irene: La idea es que tras la presentación en Valladolid y Madrid la gente se involucre. Creo que nuestra actuación gustó mucho y la intención es buena.

Raquel: El concierto en Delibes era una prueba para nosotras para ver la respuesta de la gente y respondieron mejor de lo que creíamos. Me están llegando muy buenos comentarios.

Irene: Cuando llevas seis meses preparando algo y se hace realidad es como la recompensa. Has estado sembrando y ahora esto sirve para luchar por lo que estamos luchando.

P: ¿Dónde está vuestro techo? ¿Creéis que podéis vivir de esto en un mundo tan complicado como el de la música?

María: Ojalá. Nadie lo sabe. Llega un momento en el que no depende de nosotras. Podemos darlo todo y trabajar mucho pero si a la gente no le gusta, si no nos apoyan o no se involucran, llega un momento en el que es más complicado.

Irene: Creo que hemos hecho lo más difícil, o alguien ha hecho por nosotras lo más difícil que es fijarse en nosotras (en referencia a su productor, Jesús Saludes), creer en nosotras más que nosotras mismas y apoyar esto como nadie. Tener eso es un paso.

No hay comentarios

Dejar respuesta