Aimar quiere ir a clase

Tiene 14 años, vive en Tordesillas y necesita que en el Colegio esté una enfermera para que pueda asistir a clase con normalidad, ya que sufre una deficiencia respiratoria.

El Ayuntamiento de Tordesillas ha apoyado a Aimar en una concentración y con una moción aprobada por unanimidad.

El curso escolar cierra ahora el segundo trimestre, pero para Aimar aún no ha empezado, “y todo porque a la Consejería de Educación de la Junta no le apetece cumplir la Ley para que pueda ir a clase con normalidad, como ha hecho hasta ahora”, explica indignada su madre, Remedios Navas. En declaraciones a Noticias Castilla y León, Navas se muestra firme en la reclamación que exige para su hijo, “que se pongan los medios que necesita para que pueda ir a clase”.

Aimar tiene catorce años y padece una parálisis cerebral que le genera problemas respiratorios, “por eso él tiene una necesidad de que le acompañe personal de enfermería en el aula en la que esté, para que puedan ponerle el oxígeno, tomar decisiones cuando tenga algún problema, darle su alimentación, por eso lo que necesita para poder ir al colegio es ese apoyo que la Junta le niega”, detalla  Remedios Navas.

El pasado curso, la situación de Aimar no era tan delicada y podía asistir a clase en el aula sustitutiva del Colegio Público Pedro I de Tordesillas sin la asistencia de enfermería, “pero en una de las revisiones, los médicos indicaron que era necesario que tuviera ese apoyo para evitar problemas y que estuviera bien y tranquilo”. Sin embargo, desde que la familia tramitó esa petición, “nadie en la Consejería de Educación se dignó a dar una respuesta durante semanas, hasta que empezamos con acciones reivindicativas para exigir que se cumpla la Ley, ni más ni menos”, recuerda Navas.

La petición de la familia de Aimar ha logrado el apoyo unánime tanto del Ayuntamiento de Tordesillas, con una moción aprobada por todos los grupos, y de la Diputación, donde también recibió el voto favorable de toda la institución; en ambos casos incluido el PP, que no ha tenido la misma sensibilidad en el Gobierno autonómico.

 “Lo único que nos ha ofrecido la Consejería, ha sido que se trasladara como interno a un centro especial de Valladolid o la opción de que fuera dos días a la semana una profesora a casa, pero eso no es la solución, porque él tiene que seguir viviendo en casa con nosotros y seguir acudiendo al colegio para relacionarse con sus compañeros, él no está enfermo, no va a contagiar a nadie, tiene unas necesidades pero puede ir a clase perfectamente”, comenta Remedios Navas.

A nivel local, la familia está recibiendo el apoyo del grupo municipal Tordesillas Toma la Palabra, cuya portavoz, Mercedes San José, incide en que el niño “necesita disfrutar de un entorno normalizado, por eso es tan importante que vaya al colegio”.

“Nos vamos a plantear adoptar las medidas legales oportunas, porque la Consejería no está cumpliendo con la Ley y no descartamos poner una querella contra la administración autonómica, porque las instituciones son el referente de los ciudadanos y deben ser ejemplares y cubrir todas las necesidades, especialmente las de la parte más vulnerable, su obligación es velar por el bienestar de los ciudadanos”, argumenta San José.

No hay comentarios

Dejar respuesta