El sentido Cristo Yacente abre la Semana Santa

El Ejercicio del Vía Crucis de la Cofradía del Santo Entierro ha inaugurado los diez días de procesiones en Valladolid

La lluvia que ha caído durante toda la tarde en Valladolid ha hecho temer hasta última hora que el Vía Crucis de la Cofradía del Santo Entierro no pudiera abrir este Viernes de Dolores las procesiones que durante diez días exaltarán la Semana Santa vallisoletana. Pero el cielo ha dado un respiro y, finalmente, el Cristo Yacente ha podido salir a hombros por los cofrades, de un negro riguroso con detalles dorados.

La imagen de Gregorio Fernández ha salido del Museo del Monasterio de San Joaquín y Santa Ana bajo una gran expectación y un silencio contenido a medias. Ha dejado atrás la Plaza de Santa Ana para llegar hasta la parroquia de San Lorenzo por las calles San Lorenzo y Pedro Niño.

Una vez en el templo que hace honor a la patrona de la ciudad se ha celebrado el ejercicio del Vía Crucis y ha concluido con una oración al Cristo Yacente y el canto de la Salve popular a Nuestra Señora de San Lorenzo. Una vez terminado, el Cristo Yacente del imaginero castellano ha regresado sobre sus pasos para volver al Monasterio de San Joaquín y Santa Ana.

Con el dolor y sentimiento que transmite la imagen de Gregorio Fernández, con llagas abiertas en las que la sangre parece respirar, se ha dado inicio a esta Semana de Santa en la que se exalta la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta