Detenidos al intentar vender 375 kilos de cable de cobre robado

Una de las instalaciones dañadas por los tres detenidos por el robo de cable de cobre.

La Policía Nacional ha detenido a tres hombres por robar y vender cable de cobre robado en distintas instalaciones de Medina del Campo, Íscar, Olmedo, Cuéllar o Ataquines. Se trata de dos individuos de nacionalidad rumana y otro española.

Dos de ellos operan en el ámbito rural de Medina del Campo, Íscar, Olmedo y Cuéllar y suelen actuar en dos fases. En la primera localizan objetivos, donde especialmente están interesados en los transformadores. No obstante, las fuentes policiales señalan que no desprecian cualquier clase de cable con goma y cobre en su interior.

En una segunda fase, durante la noche, y especialmente los fines de semana, se dirigen a las zonas señaladas y, sin ningún tipo de miramiento, derriban torres para acceder a los transformadores o realizan cualquier tipo de destrozo que les pueda facilitar la sustracción del material de cobre.

En esta ocasión los perjudicados han sido dos agricultores, uno de Ataquines y otro de Olmedo, quienes denunciaron los gravísimos daños originados en sus propiedades por la sustracción de este tipo de cable.

Los arrestados fueron sorprendidos en Valladolid por los agentes policiales, justo en el momento en que trataban de efectuar una operación de compra-venta con el material robado. Este ascendía a 375 kilos de cable de cobre, en su mayoría cable pivot, por lo que se procedió a la inmediata detención tanto de los vendedores como del comprador, éste sabedor de la ilegalidad del producto. El material incautado ha sido entregado a sus legítimos propietarios.

Los tres tienen antecedentes policiales en su historial. Uno fue puesto en libertad tras prestar declaración en las dependencias policiales, mientras que los otros dos pasaron ayer a disposición judicial, siendo decretada para ellos libertad con cargos.

No hay comentarios

Dejar respuesta