Paula Ortiz e Inma Cuesta, directora y actriz del siglo XXI

Ambas han recogido los galardones entregados por la Semana de Cine de Median del Campo

Inma Cuesta recoge su galardón en la Semana de Cine de Medina del Campo. (Foto: Semana de Cine de Medina del Campo).

Paula Ortiz e Inma Cuesta, realizadora y protagonista de uno de los éxitos cinematográficos nacionales del último año, ‘La novia’, han recalado en Medina del Campo para recoger sendos galardones a Directora y Actriz del Siglo XXI en la 29 Semana de Cine. «Es un honor y una alegría que nos entreguen estos galardones que llevan en sus nombres ese ‘del Siglo XXI’, porque reconocen no sólo nuestro trabajo hasta ahora, sino las historias que aún estamos por contar», ha apuntado Ortiz, asegurando que hablaba en nombre de las dos y que este es «un festival de referencia».

Por su parte, Cuesta ha señalado que «ser ‘Actriz del siglo XXI’ son palabras mayores, y es muy bonito compartirlo con Paula y con Álex García».

‘La novia’, adaptación libre de ‘Bodas de sangre’, de Federico García Lorca, ha puesto en el punto de mira a la zaragozana Paula Ortiz, que se ha enfrentado en su segundo largometraje a uno de los grandes clásicos del teatro nacional y ha supuesto para ella «un salto al vacío muy fuerte». Licenciada en Filología Hispánica, la pasión por contar historias, también en la pantalla, ha estado muy presente en su vida: «Siempre he tenido el deseo de representar el mundo, la voluntad de contar historias, sin distinguir entre diferentes artes, simplemente expresándome con los instrumentos que tengo a mi alcance, porque entiendo la narración de una manera global», ha comentado.

«Siempre había deseado hacer cine, aunque no estaba segura de que se fuera a cumplir porque es muy complicado», ha confesado. Se plantea llevar a la pantalla otros títulos emblemáticos de la literatura nacional, como ‘Nada’, de Carmen Laforet, y ‘Amadís de Gaula’.

«Tenemos un imaginario muy potente, tanto en teatro contemporáneo como en el del Siglo de Oro, pero es que también contamos con una cuentística medieval increíble y una fantástica novela realista, tenemos las ‘Leyendas’ de Bécquer, el teatro del siglo XX… Hay que exprimirlo», ha manifestado sobre el basto material que la literatura nacional ofrece para trabajar en el séptimo arte. Por el momento, ella y Juan Mayorga tienen en mente un proyecto conjunto que, aún en fase de planteamiento, podría materializarse próximamente.

Inma Cuesta, actriz del siglo XXI

Inma Cuesta se ha consolidado como una de las intérpretes más destacadas del panorama nacional, protagonizando una extensa nómina de títulos tanto en cine como en teatro y televisión a la que se sumará en los próximos meses ‘Julieta’, con la que Pedro Almodóvar vuelve a la pantalla. «Esta película ha supuesto un viaje muy intenso que he disfrutado muchísimo», ha aseverado. «Cuando la ves, sientes que te han agarrado el corazón», ha añadido.

Además, en la próxima edición del Festival de Málaga presentará ‘Kóblic’, de Sebastián Borensztein, una cinta que ha rodado en Argentina con Ricardo Darín dándole la réplica. «Ha sido una experiencia revolucionaria, un reto, sobre todo porque tenía que hablar con un acento argentino muy cerrado, del interior», ha explicado, «pero también porque ha sido la primera vez que he rodado fuera de España». «El mayor regalo ha sido trabajar con Ricardo, es una persona que, una vez que la conoces, quieres que se quede en tu vida para siempre», ha declarado.

En un futuro, le gustaría ponerse tras las cámaras: «Me tienta mucho la dirección porque soy muy curiosa, me parece muy interesante ver el proceso desde el otro lado». «¿Quién sabe? Quizá venga alguna vez por aquí presentando un cortometraje, por ejemplo», ha contado, entre risas. Tanto en sus papeles en comedia como en drama ha contado Cuesta con el respaldo del público, de la prensa y de la profesión.

Ella reconoce no sentirse más cómoda en uno u otro género: «La comodidad no ha venido, y no quiero que llegue, prefiero estar siempre al borde del abismo, preparada para saltar». «Eso significa que aún me queda mucho por aprender», ha confesado. Sobre su manera de enfrentarse a cada trabajo, ha asegurado que no sigue una metodología concreta: «Siempre hay un trabajo previo, muy imaginativo, pero me dejo llevar y, sobre todo, me dejo guiar por el capitán del barco, por el director». «Eso sí: siempre trabajo desde la verdad, desde la visceralidad y el instinto», ha aseverado.

Entre sus planes más inmediatos, ha asegurado, se encuentra «vivir para contarlo». Por el momento, no tiene previsto ningún rodaje: «Llevo mucho tiempo trabajando sin parar y necesito descansar un poco, estoy esperando a que llegue algún proyecto que realmente me apetezca hacer, así que ahora quiero seguir estudiando y viajando».

No hay comentarios

Dejar respuesta