Farinato Race, una exploración por los límites del sufrimiento físico

Más de 1.400 ‘farinatos’ han competido esta mañana en la carrera de obstáculos más conocida de España, que ha tenido lugar cerca de la ribera del río Pisuerga en Santovenia.

Esfuerzo, inteligencia, sudor y sangre es lo que se ha podido ver esta mañana en Santovenia de Pisuerga con la celebración de la Farinato Race, en las inmediaciones de la ribera del río que recorre Valladolid. Más de 1.400 auténticos atletas y amantes del deporte han participado en una prueba de obstáculos donde no es tan importante ganar como llegar a la meta.

No obstante, los ganadores de la ronda Élite han sido: Daniel Miguel Calvo, con un tiempo de 40’55”, y Andrea Montero Martínez, que ha parado el crono en 49’04”.

Agua, fuego, viento, barro, pesos añadidos, cuestas empinadas y alambres de espino son algunos de los elementos que han tenido que superar todos los participantes en las cinco diferentes mangas de las que ha constado la Farinato Race. Incluida una carrera con fines solidarios para los más pequeños.

Las caras de sufrimiento eran la tónica general de todos los participantes, muchos de ellos expertos en la materia pero igual de exhaustos que el resto. El ser humano es un animal que explora sus límites de superación en cuanto tiene ocasión, y la Farinato Race es una prueba bien clara de que llevar a nuestro físico hasta la frontera de lo inhumano genera una sensación de extraña felicidad por el esfuerzo recompensado.

Miles de personas han rodeado el recorrido para animar a los participantes, bien sea cámara en mano para inmortalizar el momento o con una bocina que hiciera las veces de empuje hacia la meta. Sea como fuere, en Santovenia de Pisuerga se ha vivido una fiesta del deporte y el sufrimiento físico que, por extraño que parezca, se ha traducido en sonrisas para todos.

No hay comentarios

Dejar respuesta