Puente carga contra Junta y Gobierno por su pasividad con Lauki

El alcalde de Valladolid opina que es “descorazonador” ver que ambos ejecutivos, regional y nacional, “no han hecho su trabajo” y los nombra como “responsables” del cierre de la fábrica.

Óscar Puente, alcalde de Valladolid.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha aterrizado el viernes llegado de la India con la mala noticia del más que posible cierre de la fábrica que Lauki tiene en Valladolid, y que está en manos del grupo Lactalis. Una noticia “pésima” al que le ve mala solución futura. No obstante, ha anunciado que “lo último que podemos hacer es quedarnos con los brazos cruzados y resignarnos”.

El primer edil tiene claro quiénes son los responsables de esta marcha de la fábrica láctea: el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León, a quienes ha acusado de no hacer su trabajo. “Los responsables son el ejecutivo regional y el nacional y deberían pensar por qué este grupo ha tomado la decisión de cerrar esta fábrica”, ha aseverado enérgicamente Puente.

Puente ha puesto negro sobre blanco su viaje a la India, “tratando de buscar actividad para mi ciudad”, en comparación con “los que están aquí que no han hecho nada para impedir que esta factoría cierre”. Una situación que ha calificado de “descorazonadora”.

“Mientras algunos nos dedicamos a trabajar para traer actividad, a otros les da exactamente lo mismo que la actividad se marche”, ha asegurado el regidor. Puente ha defendido que esto “se veía venir” hace cuatro años, por lo que ya firmaron una declaración institucional para evitar esta marcha y que ahora es momento de trabajar, y no de firmar otra declaración como ha pedido el grupo municipal popular.

El alcalde ha cargado directamente contra Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura, de quien ha asegurado que es “la ministra del besamanos, porque solo viene a Valladolid para eso”, a pesar de sus orígenes vallisoletanos.

“No ha movido un dedo por proteger al sector lácteo”, ha defendido, y ha pedido al PP del Ayuntamiento de Valladolid que se ponga en contacto con ella y le “exija que se ponga manos a la obra para evitar este cierre”.

Puente ha comentado irónicamente que “esta es la potencia de nuestra industria agroalimentaria, la protección que le dedicamos y las consecuencias de algunas políticas equivocadas”. Así, ha puesto el ejemplo del Grupo Árbol, y ha afirmado que “esta es otra piedra más en el camino del desarrollo industrial de nuestra tierra”.

Asimismo ha afirmado que “el Ayuntamiento va a ejercer toda la presión que pueda” para evitar el cierre de Lauki en Valladolid, y si no se logra ha anunciado que “intentaremos que no les salga gratis, ya que es una decisión tomada por sus intereses y prescindiendo de los de 100 familias”.

Para Puente son “practicas absolutamente intolerables” el hecho de que empresas como Lactalis compren fábricas rentables y las “desmantelen poco a poco para cerrarlas, con el único objetivo de copar cuota de mercado a través de las factorías que tienen en marcha”.

En conversaciones con Lactalis

El alcalde de Valladolid ha explicado que tanto desde la India como desde su aterrizaje en España ha mantenido conversaciones con el Comité de Empresa de Lauki, con la Junta y con el consejero delegado de Lactalis.

Puente les ha dejado clara la postura de no aceptar esta decisión de cierre pero ha asegurado que “habrá tiempo de hablar largo y tendido” sobre las decisiones de Lactalis y qué las ha motivado.  Lo que ha dejado claro es que “no podemos aceptar de ninguna manera la decisión de cerrar una factoría que es 100% rentable”.

En otro sentido, ha apuntado a los ganaderos que la intención de Lactalis es “ir trasladando los suministros de leche a los territorios de sus plantas por razones logísticas”. Puente se ha declarado “perplejo” por la supuesta tranquilidad de los ganaderos y ha asegurado que si no se unen a los trabajadores e Lauki en sus reivindicaciones “serán los siguientes en perder su trabajo”.

No hay comentarios

Dejar respuesta