Lactalis plantea cerrar la mítica Lauki vallisoletana

La Junta de Castilla y León conoció ayer de manera informal el posible cierre de la planta que Lactalis tiene en Valladolid, la conocida factoría láctea de Lauki, para lo que el Gobierno regional no ve “razones objetivas” y estará vigilante para garantizar los 85 empleos y proteger a los ganaderos.

Así lo ha desvelado hoy la vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, a preguntas de los periodistas sobre un posible cierre de esta planta, cuya propiedad corresponde a la firma francesa Lactalis.

Valdeón ha observado que “no hay razones objetivas para el cierre”, ni razones que afecten a su viabilidad, y ha insistido en que estarán vigilantes para que se cumplan los derechos de los trabajadores, con reubicaciones en otras plantas.

También vigilará la Junta para que se protejan los derechos de los más de cien ganaderos que suministran leche a esta planta.

“Los cierres no se pueden producir de la noche a la mañana”, ha advertido la también consejera de Empleo de la Junta, que ha explicado que estarán pendientes de la reunión que hoy tiene la dirección con el comité de empresa para ver qué razones esgrimen para el cierre.

“Estaremos vigilantes y al lado de los trabajadores”, ha zanjado Rosa Valdeón.

No hay comentarios

Dejar respuesta