El frío no abandona Zorrilla

La afición acompañó al Real Valladolid y se fue decepcionada con la derrota y enfadada con el árbitro

300 aficionados apoyarán al Real Valladolid en Anduva.

Gorros, bufandas, guantes y muchas ganas de ver ganar a su equipo. Esos eran los complementos que cada aficionado se ha llevado hoy hasta el estadio José Zorrilla. El frío sigue instalado en el tan bien llamado ‘estadio de la pulmonía’ y, la verdad, el partido no ha ayudado lo más mínimo a que la tarde desapacible mejorara.

Mediada la primera parte, la afición se enfadó significativamente con el colegiado que no castigaba con tarjetas la dureza defensiva del Huesca y que, además, anuló un gol de Roger por falta en el remate del delantero.

Ese cabreo se mantuvo durante todo el partido y crispó más aún el ambiente que se enturbió con algunos momentos de pitos al equipo, especialmente cuando con el 0-1 en el marcador el Valladolid no buscaba el gol con más insistencia.

Al final, los más de 8.200 espectadores que acudieron al estadio, se fueron desencantados y un poco más lejos de volver a ver fútbol de Primera División.

No hay comentarios

Dejar respuesta