De la tele a los plenos municipales, con la mente abierta

Sergio Ayala se va a convertir en nuevo concejal del PP de Medina del Campo, después de haber pasado por el programa de televisión 'Mujeres, hombres y viceversa'

Sergio Ayala en el Ayuntamiento de Medina del Campo. (Foto: Efe).

La crisis del PP de Medina del Campo, con la dimisión de cinco de sus concejales elegidos en las elecciones de 2015 en los últimos meses, ha obligado al grupo municipal a buscar su renovación con gente joven y nuevas inquietudes para restablecer el orden del partido.

Uno de esos jóvenes es Sergio Ayala, quien no sólo es muy conocido en su localidad, sino que se ha hecho famoso tras su paso por un concurso de televisión en el que chicas y chicos buscan pareja entre varios pretendientes, al que acudió por “curiosidad y por conocer nuevas experiencias”, explica en una entrevista con Efe.

Su paso por la pequeña pantalla le ha hecho salir a la palestra, sacándole de su anonimato, para llevarle a diversos medios, incluida la revista Interviú, si bien esa situación se produjo antes de aceptar el acta de concejal, por lo que considera que esa experiencia no supone ningún perjuicio para su futuro.

De hecho, su participación en el concurso fue “muy positiva” porque en su caso se mostró “elegante en la actitud, cordial y respetuoso” y, aunque es un programa que cuenta con numerosos detractores, para él no supone ninguna ofensa que le recuerden esa vivencia.

Tampoco desde el partido le han recriminado nada, “ya que cada uno con su vida privada hace lo que considera oportuno” y él no tiene nada de qué avergonzarse, al contrario, ya que le gusta el mundo de la televisión y de la moda y lo vivió como una oportunidad para disfrutar de esa afición.

Pero Ayala no ha perdido nunca el norte y es consciente de que el trabajo es fruto del esfuerzo y sacrificio diarios, algo que conoce bien después de muchos años dedicado al mundo de la hostelería y de sus horas de estudio y preparación para poder tener opciones en las próximas oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía.

Su vinculación con el PP no ha surgido de la noche a la mañana, sino que lleva desde los 18 años como simpatizante, desde hace cinco como afiliado y, desde el próximo 28 de marzo como concejal en Medina del Campo, desde donde quiere, fundamentalmente, “ayudar a los jóvenes”.

“Quiero aportar fuerza, trabajo e ilusión y, aunque sé que soy joven e inexperto, voy a echarle horas para ir aprendiendo y tratar de ayudar a mis vecinos, sobre todo a la gente joven, porque tienen una situación complicada y se pueden hacer muchas cosas como crear un centro de formación para emprendedores”, ha sopesado.

Ayala confía en que, tras su entrada en el Grupo Municipal Popular, junto a otros dos concejales más, el PP recobre la estabilidad y pueda llevar a cabo una “oposición activa” que es su objetivo, ya que le preocupa su pueblo, sus gentes y espera contribuir a que las cosas mejoren.

También vive con preocupación lo que sucede en el ámbito nacional y, en este sentido, prevé unas nuevas elecciones ya que “no parece que vayan a alcanzarse los acuerdos necesarios, ni en un lado ni en otro”, lo que en su opinión, “podría beneficiar a PP y Ciudadanos, en detrimento de PSOE y Podemos”.

El hecho de ocupar un escaño en el Ayuntamiento medinense no va a suponer un cambio en su vida, ya que es un cargo “altruista” y, por tanto, seguirá trabajando en la hostelería, al tiempo que prepara las oposiciones para ser policía nacional, compaginando ambas cosas con sus ganas por cambiar la imagen del partido y por aportar aire fresco e ideas renovadas.

De momento, se dedicará a la política durante los tres años que quedan de legislatura y, luego, “ya se verá qué ocurre”, pero no tiene miedo a dirigir una Concejalía -Juventud y Festejos, preferiblemente- ni a afrontar los retos que vayan surgiendo por el camino.