Un gran Aula cede al final ante la potencia de Rocasa

Pese a no haber logrado puntuar, el de este sábado puede haber sido uno de los mejores encuentros del Aula Valladolid esta temporada. Derrota ante el líder por 26-27

Arderius fue la más destacada del Aula con 12 goles.

Lo más bello y cruel del deporte es que manda el resultado; el marcador final es capaz de distorsionar una buena sensación previa durante el juego o, por el contrario, esbozar una sonrisa tras el desánimo. Este sábado el Balonmano Aula Valladolid se ha quedado sin premio ante el líder de la primera división femenina, el Rocasa Gran Canaria, que durante muchas fases del encuentro ha parecido un equipo del montón en manos de una excelsa Silvia Arderius, que ha estado a punto de liderar a las suyas hacia un épico triunfo. Al final, el potencial del conjunto canario y la falta de fuelle en los últimos minutos de las locales, no dejaron ningún punto en Huerta del Rey.

El partido comenzó con intercambio de goles en los primeros minutos, con el Aula buscando sorprender con velocidad y encontrando bien a Macías en el pivote, 3-3 tras seis minutos de juego. El acierto de Arderius desde la línea de 7 metros fue clave, logrando anotar tres prácticamente consecutivos, unidos al acierto de González de Garibay en el extremo abrieron brecha, 7-4 y obligaron al tiempo muerto visitante.

Las canarias reaccionaron y redujeron la diferencia subiendo la intensidad defensiva y frenando la primera oleada del Aula, 8-7 en el minuto 15. Las locales mantuvieron el tipo y la ventaja, 12-10, con una Arderius sensacional con 6 goles desde 7 metros en la primera mitad que hicieron que incluso la portera internacional Navarro se fuera al banquillo en uno de ellos en busca de una fortuna que no encontró su suplente.

En los últimos minutos, el Aula acusó el esfuerzo físico y Rocasa recortó diferencias. A falta de dos minutos, una rigurosa exclusión de María Prieto se saldó además con otra al banquillo por protestar, lo que obligó al Aula a disputar con dos menos las últimas posesiones. Un golazo de una sensacional Arderius (8 goles en esta parte) dejó la igualdad al descanso, 14-14.

La segunda parte comenzó con una sensacional asistencia de Arderius para que De Garibay marcara desde el extremo, pero la central falló el penalti en la jugada siguiente rompiendo su memorable racha. Tres goles seguidos de Calderón, aprovechando a la perfección una exclusión de las visitantes, devolvieron la máxima ventaja, 19-15 en solo cinco minutos de juego. Dos paradas seguidas de Lulú frenaron la reacción visitante, 19-18 tras 10 minutos de esta segunda mitad.

El partido era de Silvia Arderius (acabó con doce goles), se jugaba a ritmo que decidía y su precisión era asombrosa, logrando un nuevo gol al contraataque para devolver la delantera, 21-20 en el ecuador de la segunda parte.

Durante la exclusión de Macias, Rocasa se puso por delante, 21-22. Dos paradas seguidas de Navarro demostraron por qué es una de las mejores porteras nacionales y ayudaron a su equipo a mantenerse por delante, 23-24 a falta de ocho minutos. En esta recta final, el Aula vivió sus peores momentos en el partido, recibiendo dos goles seguidos de Tejeda desde el pivote que dieron la máxima renta a las visitantes, 25-27 a falta de cinco minuto.

A falta de un minuto, un rápido gol de González de Garibay dio aliento a las esperanzas de la afición, más de un millar de seguidores en Huerta del Rey, pero Rocasa tiró de veteranía para lograr llevarse el partido con el definitivo 26-27, en un final de partido marcado por las protestas de Miguel Ángel Peñas, que terminó expulsado.

No hay comentarios

Dejar respuesta