Demasiado Óbila para el Ciudad de Valladolid

Un gran Álvaro Lobo ha liderado la victoria del equipo abulense en el polideportivo Pisuerga por 75-84

Graham Bell continúa un año más con el CBC Valladolid.

El Ciudad de Valladolid afrontaba su primer partido sin Shota con el objetivo se seguir sumando en casa ante uno de los gallitos de la Leb Plata, el Óbila, al que tuvo dominado con claridad en la primera parte pero que tras el descanso vio como empataba el partido primero y se imponía con claridad en los momentos definitivos.

En una extraña decisión, Iñaki Martin optó por dar la titularidad a Brock, desatinado en ataque y generando problemas en defensa a sus compañeros, siempre pendientes de las ayudas. La actividad en ataque de Graham fue lo que dio ventaja a los locales tras los primeros cinco minutos, 8-7.

La entrada de Izquierdo y Astilleros en el exterior y de Ortega en el interior incrementaron el nivel defensivo del equipo que amplió su ventaja cerrando el aro , 20-11 al término del primer cuarto tras un gran parcial.

En el segundo cuarto el Óbila subió la intensidad, especialmente en defensa, pero no logró reducir significativamente la ventaja local, 29-21 tras cinco minutos.

El acierto local era intermitente pero se mantenía la ventaja hyla sensación de partido controlado. Varios fallos seguidos y el acierto visitante desde el tiro libre y el triple acortaron la ventaja a solo dos puntos, 38-36 a falta de un minuto para el descanso. Dos palmeos de Graham corrigieron los lanzamientos de Ortega y Pérez y dieron algo de aire a los locales para el descanso, 42-38, tras el mal momento.

En el primer partido sin Shota, despedido por indisciplina esta semana, Martín optó por González para suplir la importante ausencia. El pivot procedente de Melilla estuvo voluntarioso en defensa pero su desatino en ataque multiplicó el trabajo en la anotación de Graham.

Una pérdida de Tury en medio campo permitió a Óbila anotar fácil, pero el base se resarció justo después anotando un triple. El liderazgo de Lobo en la anotación exterior llevo al conjunto abulense a empatar el partido al término de tercer parcial, 60-60.

Ortega asumió la responsabilidades ofensiva para mantener la igualdad, pero el acierto en el triple de Lobo contra la zona 2-3 y dos canastas seguidas de Asanin en transición dieron la mayor renta del partido al Óbila en el momento más delicado, 64-69 a falta de siete minutos.

Pese a pedir tiempo muerto, Iñaki Martin no encontró alternativas tácticas a un equipo a la
deriva y esperó tres minutos sin que sus jugadores anotaran antes de sacar a Graham, el máximo anotador esta noche que vió la primera mitad de último cuarto desde el banco y nada más salir reivindicó su importancia con un 2 más 1.

Con la energía de Graham liderando la remontada, Jota falló dos lanzamientos liberados y dejó la diferencia en 67-71 a falta de tres minutos. El Ciudad de Valladolid no encontró en toda la segunda parte la fluidez ofensiva del primer tiempo, con demasiados ataques apurando los 24 segundos de posesión y jugando demasiado lejos de aro.

El peso de intento de remontada recayó en Graham (24 puntos), acudiendo casi en cada ataque a la línea de tiros libres ante la imposibilidad visitante se frenar su ímpetu en el rebote ofensivo. Pero el partido era de Lobo y su Óbila, anotó un triple definitivo a falta de un minuto y no perdono en los sucesivos tiros libres para acabar con 31 puntos y ser el mejor del partido.

No hay comentarios

Dejar respuesta