VII edición de Aficionados Prácticos Taurinos

De marzo a junio recorrerán ganaderías y plazas de toros emblemáticas

Foto de familia en el coso del Paseo de Zorrilla. (Fotos: Taller de Toros).

Son ya siete ediciones las que cumple este grupo de aficionados taurinos que, de la mano de Felipe Romero, disfrutarán de nuevo con lo que más les gusta por encima de todo: torear.

El grupo arrancó hace 7 años en el polideportivo de La Cistérniga, lugar de residencia de este arquitecto soriano que lleva en la sangre la pasión del toreo. Primero diez, luego doce, quince y hasta veinte que es el máximo número de aficionados que permiten en el grupo, aunque para esta edición ya se han apuntado veintiséis entusiastas del Arte de Cúchares.

“¡Ya lo arreglaremos!”, nos dice Felipe Romero, “espero que nadie se quede fuera pero es que el problema viene a la hora de los tentaderos por el número de vacas ya que con cinco animales se hacen grupos de cuatro aficionados. Con más de veinte es complicado”.

El acto de presentación tuvo lugar en la sede de la Peña Afición Vallisoletana donde exhibieron un vídeo con los momentos más interesantes de este último año. Unos con capote y otros con muleta todos disfrutaron de esos momentos mágicos que es estar delante de una becerra y pegarle cuatro lances y cuatro muletazos emulando a las figuras del toreo.

En los primeros años, nos comenta Romero, hubo que inculcarles el toreo de salón y los diversos pases de capote y muleta; distancias, terrenos, etc. luego llegarían los tentaderos con becerritas y ahí es donde uno se siente pleno y a gusto; aunque no todos porque una cosa es el toreo teórico y otro el práctico.

Pero lo cierto es que cada año repiten los mismos, con la inclusión de algún aficionado acérrimo que guarda cola por si alguno se “cae” de la convocatoria anual. Y ya van tomando antigüedad y con ello  experiencia en la cara de las becerras. Los hay jovencitos de 14 o 15 años y los hay veteranos de más de 60 tacos que tienen una afición desmedida.

Casi todos asistieron al acto que Felipe Romero presentó en la Peña Afición Vallisoletana donde este curso que se avecina tendrá mucha movilidad y novedades. Arrancará con toreo de salón el 19 de marzo en el “Coso de la Fuentecilla”, de Traspinedo; una plaza de palos popular enclavada dentro de una estructura de obra y que sirve para los encierros y capeas de la localidad pinariega cuando llega la festividad de San Martín, allá por noviembre.

Felipe Romero comentó en el acto de presentación que quieren aunar el toreo de estos aficionados con los cosos tradicionales y emblemáticos de la provincia. La siguiente fecha será el 2 de abril con un tentadero en la ganadería “Cantoblanco” de Peñaflor de Hornija.

El 16 del mismo mes toreo de salón en el emblemático “Coso del Carmen” (Medina de Rioseco), que cuenta con más de 200 años de historia. Se cierra abril con otro tentadero en la ganadería de los Hermanos Mayoral, en Castronuño, el sábado 16.

Prosiguen el 21 de mayo con toreo de salón en la plaza de toros de Olmedo y el sábado 28 con tentadero en la finca “Quinta de Tierz”, en Tudela de Duero.

Finalizan en junio con las siguientes fechas: sábado 11 de junio toreo de salón en el Coso del Paseo de Zorrilla y el sábado 25 tentadero final en la ganadería palentina de Hermanos Caminero de Carrión de los Condes.

La hora de comienzo será a las 17.00 horas y está abierto a todos los públicos que deseen asistir. Para más información pueden ir a esta dirección de Internet: http://tallerdetoros.blogspot.com.es/

Enhorabuena a Felipe Romero y a sus aventajados “toreros” por estas iniciativas que no hacen sino fomentar el espíritu de la Tauromaquia, que falta nos hace…

 

No hay comentarios

Dejar respuesta