Roger Martí. Entrevista 1
Roger Martí, jugador del Real Valladolid, en una portería del estadio José Zorrilla.

Roger Martí (Valencia, 3 de enero de 1991) lleva de segundo apellido Salvador. Quizá a modo de premonición o de expectativas. Lo cierto es que en la que es su segunda etapa en Valladolid su rol espiritual con el Real Valladolid parece ser ese. El delantero que llega a embocar las que a otros les cuesta. El que marca las diferencias porque donde pone el ojo pone la bala. A la vista de sus buenos resultados sobre el césped en cinco partidos, no está muy mal encaminado a convertir en vino lo que en un principio era agua. Agua o vino, lo que a él le importan son los goles. Y el Real Valladolid.  

Pregunta: ¿Qué tal está yendo tu segunda etapa en el Valladolid? ¿Cómo te encuentras?

Respuesta: Bien. Muy contento porque me están saliendo las cosas rodadas desde un principio. El míster -Miguel Ángel Portugal- desde el primer momento quiso hacerlo todo con tranquilidad y ahora ya estoy asentado en el once inicial. Muy contento, con mucha confianza y sobre todo con ganas de seguir dando puntos al equipo.

P: ¿Qué diferencias encuentras entre el equipo de Portugal de esta temporada y el de Rubi en el que también estuviste durante la temporada pasada?

R: Creo que es totalmente diferente. El sistema es distinto, ahora mismo estamos jugando con dos puntas y el año pasado era otra cosa. Para mi juego creo que los dos eran buenos porque se buscaba mucho al delantero.

P: ¿Cómo cambia tu juego al tener que compartir delantera con otro ariete a hacerlo con un mediapunta como puede ser Óscar?

R: Es importante estar con un compañero con el que te complementes bien. Ahora estoy con Rennella y somos totalmente diferentes. Esto hace que cada uno nos aprovechemos de las características el otro. Él hace el trabajo sucio, cae más y recibe de espaldas, y yo aprovecho los espacios que deja con sus movimientos.

P: Hablábamos antes de Rubi, con el que has estado estos meses en el Levante. Los refuerzos invernales y la falta de oportunidades han hecho que hayas tenido que buscar una salida. ¿Esperabas una mayor confianza por su parte dado que eráis conocidos?

R: Sí, la verdad es que sí. Después del año pasado, de mi lesión y de volver a darme la confianza tras la misma, esperaba otra cosa. Sobre todo porque lo venía haciendo muy bien en el Levante. Venía siendo titular con el míster anterior -Lucas Alcaraz- y esperaba que Rubi me diera un poco más de confianza que no he tenido.

P: Sin embargo aquí has llegado y has metido tres goles en cinco partidos. ¿Fruto de esa confianza?

R: Sí, quizá es lo que me faltaba allí. Estaba jugando muy bien pero no quería entrar la pelota y al final a los delanteros se les pide gol. Creo que son rachas. He venido aquí, estoy muy a gusto y cómodo y al final eso se refleja en el campo.

Roger Martí. Entrevista 3.
Roger Martí, jugador del Real Valladolid, con el José Zorrilla de fondo.

P: También es importante el calor con el que te ha acogido la grada desde el primer momento. ¿A qué crees que puede ser debido?

R: Siempre lo he dicho, que no tengo ningún “pero” con la afición del Real Valladolid. Desde el primer momento ha estado conmigo y después del momento tan difícil de la lesión, también. Ahora en mi vuelta, igual. Es muy importante para un jugador saltar al campo y sentirse respaldado por la afición. La verdad es que estoy muy a gusto aquí. Tampoco sé a qué se debe ese cariño porque desde el primer momento encajé bien aquí y a mí solo me queda devolvérselo en el campo.

P: Supongo que ha sido una de las opciones de peso para decantarte por volver a Valladolid cuando tenías ofertas más jugosas sobre la mesa.

R: Sí, ya lo dijo Braulio en la presentación. Había ofertas económicas importantes pero yo no quería mirar solo eso. Quería sentirme valorado y estar en un club en el que fuera a estar a gusto. Sabía que aquí lo iba a estar. Aposté por lo deportivo y espero que salga bien y que nos coloquemos ahí arriba y logremos el objetivo.

P: Tu garra es una de las marcas de la casa que te hace único, pero antes decías que un delantero se debe al gol. ¿Crees que puede ser el puesto más resultadista del equipo?

R: Sí, es lo que te decía que me pasaba en el Levante. Jugaba  muy bien, casi perfecto, pero si no metes gol desapareces del once. Aquí, a parte de mi entrega y de mi garra, estoy dando goles y espero que siga así.

P: En ese sentido de rendimiento y goles. ¿No te parece una situación extraña la que se puede dar a final de temporada con tu vuelta al Levante o la opción de quedarte?

R: Sí, la verdad es que el tema de volver aquí cedido no nos gustaba ni al club ni a mí. Yo forcé para poder venir libre pero no podía ser y la cesión era la única manera de venir aquí. Al final se dejó así. Todavía estoy ligado con el Levante hasta el 30 de mayo, fecha en la que tienen que decidir, pero luego ya se verá. Al final son contratos y todo se puede hablar cuando llegue el momento. No me quiero centrar en otra cosa que no sea acabar la temporada aquí y luego ya se verá.

P: Porque, además, el Levante es un club que te lo ha dado todo al haber debutado en Primera División con ellos. Supongo que tienes mucha estima al club.

R: Sí, por supuesto. No tengo ninguna palabra mala contra el Levante. Sí que es verdad que nunca he llegado a tener esa continuidad que me hubiera gustado allí. En este momento el Valladolid me ha dado la oportunidad y no quiero centrarme en otra cosa que no sea en estar aquí. Luego ya se verá lo que pasará, todavía queda mucho.

P: Cambiando de tercio, ¿cómo ves al equipo este año tras el comienzo dubitativo?

R: Bueno, como dices, al principio no ha sido fácil. La Segunda es muy complicada y si te crees que por el nombre vas a estar allí arriba te equivocas. Creo que hay que ir paso

Roger Martí. Entrevista 6.
Roger Martí, Jugador del Real Valladolid.

a paso, ahora estamos en una posición en la que si damos un golpe sobre la mesa nos podemos poner ahí arriba. Venimos de una dinámica positiva y los tres puntos del fin de semana nos darían un empujón definitivo para decantarnos ya por esos seis puestos de arriba.

P: A pesar de que no llegaras hasta el mercado invernal, ¿notas que el ambiente en el vestuario ha podido mejorar?

R: Antes no sabía cómo estaba pero ahora veo a la gente ilusionada desde que he llegado. Con ganas de dar ese paso que nos meta ahí arriba de manera definitiva. Venimos de una dinámica positiva pero parece que nos falta dar ese pasito.

P: Ese paso que os falta parece que sobre todo se nota en casa. Parece raro que es en Zorrilla donde se dan los malos resultados y los mejores a domicilio. ¿Por qué puede ser? ¿Por presión de jugar ante vuestro público?

R: No, creo que eso no tiene nada que ver. Se plantean todos los partidos para ganarlos y no sabría decirte la razón de por qué no ganamos en casa.

P: Simplemente circunstancias que se dan.

R: Exacto. El otro día -contra el Numancia- no se ganó por lo que no se ganó -en referencia al mal arbitraje- y contra la Ponferradina estuvimos a punto, con ocasiones al final, pero no se pudo. Nosotros queremos ganar todos los partidos. Sí que es verdad que se nos está dando mejor fuera de casa pero eso no quiere decir nada.

P: Este año tienes bastante competencia arriba con Renella, Rodri y Diego Rubio. ¿Eso puede generar algún mal rollo o es más un incentivo al trabajo duro?

R: Por mi parte ningún mal rollo. Al final la competencia es buena para todos porque te hace no relajarte y estar siempre a tope. Salimos todos beneficiados. Está claro que el que no juega estará jodido pero hay que apretar y hay que currárselo porque no es nada fácil jugar cada domingo.

P: En tu anterior etapa sufriste esa lesión de rodilla que te tuvo seis meses fuera de los terrenos de juego, ¿has pensado que esta es una oportunidad para desquitarte por no poder darlo todo por el ascenso?

Roger Martí. Entrevista 2.
Roger Martí, jugador del Real Valladolid, con el José Zorrilla de fondo.

R: Sí que es verdad que tengo una espinita del año pasado. Fue una pena que después del año que hicimos acabáramos así. Ojalá este año sea al contrario, que no empecemos bien pero lo acabemos con el ascenso.

P: Cuando tienes una lesión grave de rodilla como la tuya, ¿todavía te queda un porcentaje de miedo a la hora de meter la pierna?

R: No, la verdad es que desde el primer momento que tuve el alta y pude entrenar quise darle normalidad y no pensar en la rodilla. Se ve en el campo que sigo metiendo la rodilla igual, sin ningún miedo. Además dicen que si entras con miedo es cómo tienes posibilidades de hacerte más daño.

P: Me resulta curiosa tu manera de celebrar los goles, que te ha valido el apodo del pistolero. ¿Desde cuándo y por qué?

R: Cuando metí el primer gol en Primera pusieron una foto mía de pequeño  en la que iba disfrazado de vaquero. Hicieron un vídeo con mi familia hablando de mí y con esa foto. Dije que a partir de ese momento iba a celebrar los goles haciendo el pistolero, por ellos. Es una especie de significado hacia mi familia.

P: Ya por último, ¿cómo es tu vida en Valladolid?

R: Aquí se vive muy bien. Es muy tranquila y tienes todo a mano. Mi día a día es muy tranquilo. Salgo de entrenar, voy a casa a comer, luego me echo la siesta y quedo con algún compañero a tomar un café o dar una vuelta. Poco más, soy un chico muy tranquilo. Ahora mismo estoy viviendo solo. Me faltan mis perros, que no he podido traerlos al no poder encontrar ninguna casa con terraza para que pudieran estar.

No hay comentarios

Dejar respuesta