Los ilustradores vallisoletanos exhiben su talento en la Casa Revilla

22 artistas participan en la muestra ‘Ilustradores vallisoletanos, entre la creación y el oficio’ que se podrá ver hasta el 10 de abril

Los artistas junto a Puente y Del Amo en la inauguración.

La ilustración está de dulce en Valladolid y prueba de ello es la fabulosa exposición que hoy se ha inaugurado en la Casa Revilla y que se podrá disfrutar hasta el 10 de abril. ‘Ilustradores vallisoletanos, entre la creación y el oficio’ muestra el trabajo de 22 aristas, “en una selección que es prueba de lo orgullosos que estamos de nuestros creadores y que muestra toda la variedad, estilos y enfoques diferentes que hay entre estos artistas”, ha destacado el alcalde, Óscar Puente.

El comisario y coordinador de la exposición, Óscar del Amo, ha apuntado que la muestra recoge “la pasión de estos artistas por la ilustración, pero también hay muchos más que están haciendo un trabajo excelente  y que quizá puedan tener ocasión de exponer en próximas ediciones que hagamos de esta exposición”.

El objetivo de la muestra es “enseñar al público la labor de la ilustración, un oficio que no tiene como fin solo los libros infantiles, sino también periódicos, camisetas… además de las ilustraciones también hay complementos en las vitrinas y un vídeo que muestra cómo trabajan los artistas, porque la ilustración está viviendo un momento de florecimiento, es más conocida”.

En esta exposición encontramos, en cada uno de sus protagonistas, con inmensas dosis de talento: La fresca veteranía de Felipe López Salán, la marcada personalidad de Óscar del Amo, el mensaje provocador de Julio Falagán en paralelo a la creatividad de su hermana Yolanda Falagán, el amor por la naturaleza de Carlos Velázquez, la ironía socarrona de Alberto Sobrino o Jorge Consuegra, la conexión instantánea con las escenas de Jesús Aguado, la sensualidad de Raquel Aparicio, el trazo con alma de Beatriz Martín Vidal, el naif de Cinta Arribas, La vida esbozada en los cuadernos de Joaquín Aragón, el dibujo encamado con el diseño de Iván San Martín, la imaginación arquitectónica de Cintia Martín, la exploración constante de Raúl Allén con un pie aquí y otro en EEUU…

Su trabajo callado en el estudio ha convertido a Valladolid en una capital ilustrada, sin lugar a dudas, junto a iniciativas como los festivales como Valladolid Ilustrado, la presencia destacada de talleres en la Feria del Libro, la hiperactividad del Colectivo Satélite –lean su Amorcionario–, la cantera de la Escuela de Artes y Oficios o, quitándonos la pelusa del ombligo, que esta ciudad viera cómo Sandra López paría primera agencia de ilustradores creada en España.

Esta exposición se encuadra también dentro del Día Europeo de la Creatividad Artística, que a propuesta de la RED Europea CreArt, lanza y coordina el Ayuntamiento, -y que se desarrolla en 13 ciudades de Europa- está permitiendo la movilidad artística y de obras de artistas de nuestras ciudades, siendo Valladolid una de las más destacadas en todos los aspectos.

No hay comentarios

Dejar respuesta