PP y Ciudadanos defienden solos la ampliación de Vallsur

PSOE, Toma la Palabra y Sí se Puede mantienen su rechazo a esta petición por los perjuicios que causaría para el pequeño comercio de la ciudad

Los concejales del PP durante el pleno.

El PP y Ciudadanos se han quedado solos en el pleno del Ayuntamiento en la defensa de la ampliación de Vallsur, con una moción presentada por el grupo popular que ha sido rechazada por los otros tres grupos, PSOE, Toma la Palabra y Sí se Puede, que han defendido la importancia del comercio minorista en la ciudad y los perjuicios que sienten por el crecimiento de las grandes superficies.

El portavoz del grupo popular, José Antonio Martínez Bermejo, ha argumentado que Vallsur “se ha comprometido a invertir 25 millones de euros en esta ampliación, a generar, al menos, 275 empleos además de mantener los mil existentes, todo ello generará no menos de 4,5 millones de euros”. De esa cantidad que se recibiría en impuestos por parte del Ayuntamiento, la propuesta del PP es destinar “no menos de dos millones de euros para poner en marcha una línea de ayudas al comercio de la ciudad, que se materializarían en subvenciones directas o como ayudas reembolsables en siete años sin intereses”, ha detallado Bermejo.

Bermejo se ha defendido de las críticas del equipo de Gobierno y ha asegurado que “no hay ningún estudio que diga que la creación de grandes superficies destruya el empleo en el pequeño comercio” y ha planteado que “hay que preguntar a los ciudadanos también, no sólo a las asociaciones de comerciantes, y la mejor opción para ello es ir un fin de semana a este centro comercial y ver cómo está de gente y de coches, la mayoría de Valladolid, que han decidido ir a comprar ahí”.

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha argumentado con profusión de datos y planteamientos el rechazo del equipo de Gobierno a esta petición. “Hay razones de legalidad para rechazar la ampliación; el convenio en el que se apoyan ya lo decíamos en la oposición, es tramposo, de ingeniería urbanística; el planeamiento también incluía esa trampa urbanística, el informe de la Junta dijo que era ilegal; y la aprobación por silencio administrativo no se puede admitir en aquellas peticiones que proceden de particulares, como este caso; por todo ello desde el punto de vista legal entendemos que no lo cumple, que es ilegal”.

Además, según Saravia, “hay razones políticas para rechazarlo, porque el pequeño comercio tiene que estar instalado en la calle, no en centros, cumple condiciones urbanas insustituibles, que pueden ser compatibles, pero el problema es la proporción y en este caso en Valladolid y el entorno está desproporcionado, lo hemos dicho muchas veces, Valladolid es de las capitales con mayor densidad de centros comerciales en relación al tamaño de la ciudad, falta sentido de la medida”.

El concejal de Toma la Palabra ha detallado también que “el 50 por ciento de las ganancias del pequeño comercio retornan a la comunidad, mientras que en las grandes superficies es sólo el 5 por ciento; además se destruye más empleo del que se crea, sino fuera así por qué creen que las asociaciones de comerciantes de Valladolid apoyan nuestra postura”.

En esa línea ha incidido el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Gato, que ha expuesto que “hay un problema objetivo en Valladolid y su alfoz, hay una clara saturación de grandes superficies comerciales, estamos en los primeros puestos de España, con 450 metros cuadrados por cada 1.000 habitantes, cuando los expertos recomiendan que no se superen los 350 metros cuadrados”.

“Entendemos que el apoyo a los comerciantes se hace de otra manera, que es lo que estamos haciendo y demostrando, que no salgan instituciones públicas del centro por ejemplo, o el plan de empleo incentivando la creación de 550 puestos de trabajo, en sólo cuatro meses”, ha añadido Gato.

La portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha defendido que Vallsur “es un centro comercial urbano que presta servicios a la zona sur de Valladolid que de otra forma no tendría, además también hay pequeños empresarios que han decidido establecer ahí su negocio”. En relación con la moción, Vicente ha planteado que “Valladolid estará prohibiendo una gran oportunidad si no permitimos esta ampliación”.

Por su parte, el concejal de Sí se Puede, Héctor Gallego, ha planteado que “el término lucrativo es mucho más acorde a esta propuesta que el de beneficioso”, y ha criticado que el PP “acicala el relato con las ventajas que esta ampliación podría tener para las arcas municipales, pero esta ‘ganga’ provocaría la destrucción de no sólo otros tantos empleos en Valladolid sino también afectaría otros municipios del alfoz”.

No hay comentarios

Dejar respuesta