La Cofradía del Ángel de Cigales celebra su día grande

Los cogrades antes de la procesión.

El día 1 de marzo es un día especial para todos los miembros de la Cofradía del Ángel de Cigales que han celebrado su día grande para una cofradía que se remonta al Siglo XVII con la peculiaridad de estar formada únicamente por hombres y que, en la actualidad, cuenta con algo más de una veintena de miembros.

Los cofrades comenzaron la jornada festiva acudiendo a la casa del mayordomo mayor Antonio Lara Velasco para almorzar y coger fuerzas para posteriormente subir hasta lo alto del campanario de la Iglesia de Santiago y replicar sus campanas a más de 30 metros de altura anunciando la festividad del Ángel.

Posteriormente el párroco de Cigales, Juan Carlos Plaza, ofició la misa presidida por la imagen del Santo Ángel de la Guarda con el niño Jesús; Tras el acto religioso se procesionó la talla y después todos los cofrades se reunieron para celebrar una comida de hermandad tras la cual se hizo entrega del estandarte y bastón de mando al mayordomo entrante Antonio Garrosa que oficiará el próximo año como mayordomo mayor.

Como novedad este año los cofrades han contado con la talla original del Santo Ángel de la Guarda del S. XVII recientemente restaurada por la Fundación Las Edades del Hombre y Diputación de Valladolid pero no se procesionó debido a la delicadeza de la misma, usando una talla encargada por la propia cofradía el pasado siglo.

La cofradía del Ángel se fundó el 13 de abril de 1657 para que mediante su gracia todos los cofrades alcanzaran la salvación de sus almas y para que guardar sus bienes de fortuna, el espíritu de la hermandad hace posible que tres siglos después la cofradía perdure con fuerte arraigo a las tradiciones centenarias que aúnan celebración y devoción.

No hay comentarios

Dejar respuesta