Los secretos de la máquina Enigma

El Museo de la Ciencia organiza una charla divulgativa relacionada con la exposición ‘Érase una vez… la informática’

Una de las piezas de la exposición.

El propio nombre ya genera intriga; máquina Enigma. El Museo de la Ciencia ha organizado una charla divulgativa para dar a conocer los secretos y peculiaridades de esta máquina, aún más de actualidad por la película sobre su creación que se ha estrenado en los últimos meses. Este martes a las 19.00 horas, la charla ‘Los enigmas de la máquina Enigma’ está dentro del ciclo ‘Érase una vez… la informática’ y será impartida por Alfonso J. Población Sáez, profesor titular del Departamento de Matemática Aplicada de la Universidad de Valladolid.

La comodidad y versatilidad de las operaciones digitales que el ciudadano actual efectúa continuamente a través del móvil, internet, tabletas, etc. conlleva un enorme flujo e intercambio de datos. Su protección frente al mal uso de los mismos por parte de terceras personas ha llevado a matemáticos e informáticos a desarrollar sistemas de encriptado para garantizar la seguridad. La disciplina que los estudia se denomina criptografía, y su papel a lo largo de la Historia, sobre todo en la transmisión de mensajes en tiempos de conflictos entre países, ha sido determinante.

Uno de los más sofisticados procedimientos fue el de la máquina Enigma, diseñado por el inventor alemán Arthur Scherbius en 1918. Este instrumento, similar en forma y peso a una máquina de escribir, constaba de una serie de ingeniosos componentes que, combinados, permitían un formidable y complejo cifrado de mensajes. Su perfeccionamiento durante la II Guerra Mundial desembocó en que fuera prácticamente imposible su descifrado, el cual pudo desvelarse finalmente gracias a la genialidad y el tesón de un excepcional grupo de científicos.

Durante la charla, de entrada libre en el Auditorio del Museo hasta completar aforo, Alfonso Población explicará cómo funcionaba esta máquina, la complejidad de su descifrado y cómo éste pudo llevarse a cabo, acortando significativamente el curso de la guerra y el número de víctimas.

No hay comentarios

Dejar respuesta