Lágrimas y pedaladas para recordar a Jesús Negro

El colectivo ciclista, y toda la ciudad en espíritu, se ha unido en torno a la Plaza Mayor de Valladolid para recordar al ciclista muerto tras ser atropellado por un camión en la VA-30 el pasado jueves.

No hay dolor que supere al que se siente por una pérdida. Algo que todos experimentamos en nuestras carnes con el paso de los años y que Valladolid ha escenificado en la mañana del sábado con la concentración de miles de ciclistas en la Plaza Mayor para recordar a Jesús Negro, ciclista fallecido el pasado jueves cuando fue atropellado por un camión, junto a su compañero A.M.H.

Las campanas daban las once pero para el millar de ciclistas congregados en torno a la estatua del Conde Ansurez era el sonido del duelo. Del dolor por haber perdido, muchos, a un amigo, y, otros tantos, a un compañero de afición por las pedaladas.

La pena se dejaba ver por cada corrillo, pero sobre todo en torno a la pancarta que presidía la concentración, en la que se pedía justicia por los dos ciclistas atropellados y se pedía un mayor respeto por estos deportistas que a menudo se encuentran indefensos en las carreteras.

Algo que ha recordado Carlos de Frutos, amigo “de toda la vida” del fallecido y que no ha podido reprimir las lágrimas de dolor y recuerdo cuando ha pedido “respeto” para los ciclistas. “Tenemos el mismo derecho que cualquier vehículo”, ha recordado a la vez que ha lanzado el mensaje de que “hay que concienciarse y hay que pensar dos veces antes de adelantar a un ciclista”.

De Frutos ha recordado a su amigo como una “grandísima persona” que era “muy querida” y con el que él, en concreto, ha compartido muchas horas en la bici. Para De Frutos, la problemática de los ciclistas en carretera es cuestión de “civismo” y de “saber hacer las cosas”. Así, ha pedido que cuando un suceso como el del pasado jueves ocurre hay que pensar en las familias que dejan tras de sí las víctimas de una “desgracia terrible”.

El mismo amigo de Jesús Negro ha explicado que el otro ciclista atropellado, A.M.H., de 42 años, se encuentra “consciente pero bastante fastidiado” dentro de la gravedad que revisten sus heridas.

En definitiva, miles de pedaladas mojadas con lágrimas de duelo y recuerdo a Jesús Negro y con las que también han pedido justicia y mayor seguridad y concienciación para con los ciclistas que pueblan nuestras carreteras. Un día doloroso para el ciclismo y para Valladolid.

No hay comentarios

Dejar respuesta