Puente no cierra camino al soterramiento y apuesta por la redefinición

El alcalde de Valladolid ha destacado que el proyecto del soterramiento “sigue estando muy presente” pero que hay que redibujarlo de una manera “realista”.

Óscar Puente Canutazo.
Óscar Puente, Alcalde de Valladolid.

Las expectativas altas son peligrosas compañeras. Muchas veces conviene poner los pies en el suelo para ir de la mano del realismo y no dejarse llevar por la euforia. Así lo ve el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en el proyecto del soterramiento tras la reunión de ayer del consejo de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad. Un soterramiento que “sigue estando presente en el proyecto” pero que habrá que “redefinir de manera realista” en materia de plazos.

El primer edil lo ha dejado claro: “No vamos a renunciar a él”. Pero ha aportado mesura a la hora de afirmar que “tenemos que saber hasta dónde podemos llegar y cómo podemos hacerlo”, ya que si se afronta de la manera prevista hasta ahora supondría añadir 600 millones de euros más a la deuda de 404 millones que tiene la Sociedad.

El regidor ha tirado de lírica para explicarlo. “En la vida tenemos que renunciar a muchas cosas por nuestras propias posibilidades”, una idea cristalina que para Puente ha de ser el rumbo a seguir.

En relación a la refinanciación del primer pago de la deuda, de 125 millones de euros, que finaliza el 31 de marzo, el alcalde considera que estará difícil abonarla a tiempo. Aunque quiere llegar a esa fecha con un dibujo del nuevo convenio en el que considera que “la contribución de cada socio tiene que redefinirse”.

Sobre el traslado de los talleres de Renfe al Páramo de San Isidro, Puente cree que tiene que ser con “carácter inmediato”. No obstante, ha señalado que existen algunos “problemas de intendencia” como los que ocurren con alguna máquina que hay que poner en marcha y que la empresa está en concurso de acreedores.

La voluntad de ese traslado “es clara de hacerlo de manera inmediata y que sea lo más rápido posible” y por ello se van a convocar a las empresas a las que se adeudan 10,5 millones de euro para que ese traslado sea efectivo cuanto antes y se desbloqué la situación.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta