Aimar logra la unanimidad para que la Junta cumpla su obligación

Apoyo de todos los grupos en el pleno de la Diputación para exigir a la Junta que garantice un servicio de enfermería para el aula sustitutiva de educación especial en el colegio público Pedro I de Tordesillas

El portavoz de Toma la Palabra conversa con diputados del PP antes del pleno.

La familia de Aimar continúa con su lucha para que la Junta cumpla su obligación y permita que este joven de 14 años con parálisis cerebral pueda asistir al Colegio Público Pedro I de Tordesillas con normalidad. Aimar está matriculado dentro del aula sustitutiva del centro y, a comienzos de este curso, el servicio de neurología infantil del Hospital Universitario de Salamanca que le atiende habitualmente, le prescribió un servicio de enfermería sin el que Aimar no puede asistir a clase.

La existencia de este servicio de enfermería está garantizada en los centros de educación especial donde el alumnado presenta problemas de salud crónicos que requieren de una atención, control e intervención específica, pero las aulas sustitutivas deben estar dotadas de los mismos medios para que los niños y niñas que viven en el medio rural tengan los mismos derechos. Toma la Palabra ha presentado una proposición en el pleno de la Diputación, como ya hizo en el Ayuntamiento de Tordesillas, porque en el colegio Pedro I “no se dispone de profesional de enfermería, lo que sitúa en una clara situación de desventaja y desprotección, no sólo a Aimar, sino al resto de niños y niñas del medio rural y, en particular, de la comarca de Tordesillas”.

En el Consistorio de Tordesillas, la familia de Aimar ya logró la unanimidad política al igual que ha ocurrido hoy en la Diputación. La moción que se ha respaldado incluye exigir a la Junta que cumpla su obligación de igualdad de oportunidades para personas con discapacidad, el derecho de acceso a la educación, el derecho de acceder a los equipamientos, asistencia y servicios de soporte necesarios y el derecho a que las intervenciones terapéuticas y los escenarios asistenciales en los ámbitos sanitario, educativo y social, se desarrollen de la forma menos restrictiva posible.

En la proposición también se respalda el derecho de la familia de Aimar a elegir el centro educativo para su hijo y no estar obligados a llevarle a un centro de educación especial en Valladolid. Por todo ello, todos los grupos han acordado instar a la Junta a que garantice un servicio de enfermería para el centro, para que Aimar pueda asistir a clase con normalidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta