El alcalde, negativo respecto al traslado de los talleres de Renfe

El socialista habló también acerca del traslado de los talleres de Renfe a San Isidro.

Puente preside la reunión con CCOO sobre los talleres de Renfe.

El alcalde de Valladolid no tiene buenas expectativas con respecto al traslado de los talleres de Renfe de la capital a San Isidro aunque espera que el jueves los cargos del Ministerio de Fomento “entren en razón” con una cuestión que pone en riesgo 1000 puestos de trabajo.

Tras la segunda Asamblea General Ordinaria que sirvió para renovar los cargos de la Junta Directiva y para marcar los principales objetivos del año entre los que está tener presencia en la Smart City World Expo de Barcelona, que reunió a los alcaldes de Valladolid y Palencia, Óscar Puente se mostró preocupado y poco positivo de cara a resolver el problema del traslado de los talleres de Renfe a San Isidro.

Así lo dejan ver sus palabras: “Las expectativas no son muy buenas después de la entrevista que he leído hoy de la directora de operaciones de Renfe” y apuntilló que cada semana es “una excusa diferente” para que ese traslado, a unos talleres que están a punto, con suministro de agua, luz y gas incluido, se haga efectivo.

Puente aseguró que la problemática, la semana pasada, consistía en una “licencia de actividad inexistente”, pero que como esa licencia se va a otorgar “mañana o pasado en la Junta de Gobierno”, ahora el problema radica en “la no propiedad de los terrenos”, el socialista, enfadado, afirmó que cada semana “es una excusa”.

Pese a esto, el alcalde de Valladolid afirmó que espera que “el jueves los interlocutores entren en razón” para “desbloquear y resolver esta situación” y terminó lanzando un dardo asegurando que no entiende “qué es lo que lleva a los cargos del Ministerio de Fomento a mantener esa actitud con Valladolid”.

No hay comentarios

Dejar respuesta