Luis Manchón viaja, a través del collage, a otra dimensión

Su exposición “Otros Mundos” se pudo visitar el pasado mes en Valladolid

El Collage cobra relevancia en esta exposición llamada “Otros Mundos” de Luis Manchón, que ha estado ubicada en el Centro Regional de Artesanía de la capital castellano y leonesa, durante los pasados meses de enero y febrero y que queremos recordar desde NoticiasCyL para que conozcan, y se adentren algunos minutos, en el maravilloso mundo del collage.

“Otros mundos” es una exposición en la que los amantes al arte pueden disfrutar de la imaginación exuberante de Luis Manchón. El artista trata de extraer una serie de entidades del mundo real, que luego trata de contorsionar, multiplicar, centrifugar, e incluso, poner del revés y suspender en el abismo de un espacio onírico, entidades reales que transforma en Arte con un proceso eminentemente personal de captura transfiguración y recreación.

Como se sabe, en todo collage existe una reubicación y un reciclaje de materiales que en la figura de este artista se elevan a la enésima potencia con el fin de llegar a algo, ya no sinérgico sino infinitamente más bello, además de insólito, inconcebible e inimaginable.

No hace falta más que ver una de sus obras: “Flor de invierno” para observar como uno de los rasgos más identificativos de su arte es la audacia y en esta producción en concreto, el “mago del collage” rompe esquemas mentales y (y elementales) sustrayendo a la flor nada menos que su atributo esencial (el color) y su función (el colorido atrayente al agente polinizador) para que, a partir de su singularización, extrema, máxima, acabe ofreciendo una elemento decolorado, fantasmal y místico, al que da su marchamo artístico precisamente por su heladora e inaudita pobreza de flor.

Mención especial merecen también los Baobabs o El Retorno o La Hiedra; en los que encontramos una resucitación irónica de los árboles en una especie de “eterno retorno”, por el que aparecen estos gigantes vegetales con sus ramas y troncos convertidos en muebles, o los muebles vueltos y devueltos a ser árboles.

Fetichismo para los adultos en el caso de Los tréboles o el Fetiche Maya, en los que se deja ver un erotismo tanto visual como táctil y una buena dosis de inverosimilitud, de no saber qué va a proponer Luis Manchón en cada imagen. Espíritu barroco en busca de la sorpresa, y de dejar con la boca abierta a todo espectador que acude a su muestra.

Muestra, exposición, llámenlo como quieran, que desde NoticiasCyL.com les traemos para que sean partícipes y logren enfrascarse en este mundo inaudito de Luis Manchón.

No hay comentarios

Dejar respuesta