Presente y futuro del tenis de mesa en Valladolid

Castilla y León suma ocho medallas en el torneo nacional que ha reunido a más de 600 deportistas

Éxito absoluto del Torneo Nacional de Tenis de Mesa que ha reunido este fin de semana en Valladolid al presente y al futuro de este deporte en España. Castilla y León logró ocho medallas en el campeonato disputado en el polideportivo Pisuerga, con dos de sus deportistas en lo más alto, los burgaleses Daniel Berzosa, en benjamín masculino, y Carlos Vedriel, en juvenil masculino.

Ambos jugadores se deshicieron sin problemas, ya en la final, de su compañero de equipo, el Club Burgos Tenis de Mesa, Aitor Colina y del catalán Joan Masip, respectivamente, con dos contundentes 3-0, cumpliendo los pronósticos aventurados por el presidente de la Federación de Tenis de Mesa de Castilla y León, José Luis Bermejo.

Por tanto, Aitor Colina quedó subcampeón de este torneo, en categoría benjamín masculina, como también lo hizo el vallisoletano del CD Pisuerga, Diego Sanz, al que acompañó en el podio, en el tercer lugar de la categoría Open silla, su compañero de equipo Alberto Regidor.

Una tercera posición que también ocuparon la jugadora del Vasa-Arroyo, Rebeca Pérez, en senior femenino, al perder la semifinal con la gallega Raquel Bonilla, a la postre, campeona de la categoría; José Manuel Barros, del IES Padre Isla de León, que cayó en semifinales ante el catalán Josep Martínez, quien también se proclamara ganador de la competición, y Susana Ablanedo, del Club León Tenis de Mesa, que no pudo en semifinales de la categoría veterano femenino con la andaluza Marta Pajares.

Ocho podios, dos de ellos como ganadores del Torneo Estatal de Tenis de Mesa, que el presidente de la federación regional ha calificado de “muy positivos”, teniendo en cuenta que en esta competición se han dado cita los mejores jugadores del panorama nacional, de cara a la lucha por el Top 12 y el próximo Campeonato de España.

El resto de participantes de la comunidad que se clasificaron para el cuadro final corrieron menos suerte, ya que el burgalés Carlos San Miguel perdió en cuartos, en benjamín masculino, ante su compañero Dani Berzosa; la también jugadora del Club Burgos Tenis de Mesa, Elvira Rad, cayó en deciseisavos de alevín femenino ante la andaluza Lucía López, al igual que su compañera Celia Delgado, quien lo hizo en cuartos ante la andaluza Ana Pedregosa; el jugador del Vasa-Arroyo, Javier Enguix, fue eliminado en treintaidosavos de final de infantil masculino por el andaluz Daniel López. Por su parte, el burgalés Miguel Núñez cayó en cuartos de final de infantil masculino ante Gonzalo Herranz, de Madrid, mientras que el jugador del Club Deportivo Pisuerga, Alejandro Hortal, perdió en dieciseisavos de sub-23 masculino ante el aragonés Alberto Luño y, en sub-23 femenino, tanto María Ramírez como Islam Moukafih y Marta González, todas ellas del equipo vallisoletano Vasa-Arroyo, fueron eliminadas en dieciseisavos de final y cuartos, en el caso de la última.

Además, en senior masculino, el zamorano Cristian Carrascal caía en treintaidosavos de final, al igual que el salmantino David Barriuso y el vallisoletano Jorge Javier González. En veteranos 40, el vallisoletano Gregorio Pérez perdió en dieciseisavos ante el que sería campeón de la categoría, el catalán Jon Uribarri y, en veteranos 50 era el burgalés Miguel Ángel Núñez el que lo hacía, en su caso, en treintaidosavos de final.

No hay comentarios

Dejar respuesta