Puente exige a Renfe 10,5 millones y abrir los talleres

El alcalde de Valladolid quiere que Renfe abone esta cantidad para abrir las instalaciones en marzo

Puente preside la reunión con CCOO sobre los talleres de Renfe.

El capítulo del ferrocarril en Valladolid ha vivido este viernes un verso más con la reunión que el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha mantenido con una delegación de CCOO en Castilla y León. A su salida, el regidor ha pedido a Renfe que “ponga ya” 10,5 millones de euros y abra los talleres nuevos que ha levantado en esta ciudad dentro de la operación de llegada del tren de alta velocidad.

Óscar Puente, en declaraciones a los periodistas, ha conminado a Renfe a que empiece las operaciones de traslado desde taller viejo al nuevo que se ha levantado en las afueras de la ciudad y al que falta la dotación de maquinaria.

El alcalde ha asegurado que el “pool” bancario al que se adeudan 404 millones aún mantiene bloqueadas las cuentas de la sociedad Alta Velocidad Valladolid, de las que forman parte el Ayuntamiento, el Grupo Fomento y la Junta de Castilla y León, y que solamente las levantará cuando se presente “factura contra factura”.

Ante esta situación, Puente ha conminado a Renfe a pagar los 10,5 millones que costará la maquinaria del nuevo taller cuando “se va a llevar” unas instalaciones cuyo valor se aproxima a los 200 millones.

A su juicio, lo que hay que hacer primero hay “ocupar” los talleres “aunque sea” mediante un título provisional y discutir luego lo que hay que pagar y el valor del suelo que se va a desocupar, debido a que la carga de trabajo prevista llega en otoño y para asumirla es preciso comenzar el traslado a primeros de marzo.

Puente ha efectuado estas declaraciones poco después de entrevistarse con una delegación de CCOO de Castilla y León, encabezada por el secretario regional de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, Carlos López Inclán, a la que ha explicado la situación de la Sociedad Alta Velocidad Valladolid, cuya deuda total con los bancos llega a los 404 millones de euros y está originada en su mayor parte por la construcción de los nuevos talleres.

López Inclán ha reconocido que el traslado de los talleres “puede estar encaminado pero no del todo” y ha advertido de que el sindicato mantendrá “la presión mientras no haya una solución clara”, tras lo que ha reclamado medidas “aunque sean provisionales” para trasladar las instalaciones.

Ha insistido en que está previsto que en otoño llegue carga de trabajo que solamente se podrá asumir con el nuevo taller, ante lo que el alcalde ha subrayado que otros centros están dispuestos a hacerse con estos trabajos.

No hay comentarios

Dejar respuesta