EL CPLV sufre para ganar pero peleará por el título

5-4, victoria ante el Castellón

Adel, del CPLV, intenta zafarse de un jugador del Castellón.

El CPLV masculino redondeó la tarde-noche del sábado de buen hockey línea en el polideportivo de Canterac sumando una nueva victoria en una temporada muy igualada. Los vallisoletanos dominaron a su rival, el HC Castellón, aunque acabaron sufriendo en una recta final muy loca, con muchas expulsiones rigurosas y con un marcador más ajustado de lo que dicta el juego de ambos contendientes (5-4).

Los tres puntos dejan a los de Ángel Ruiz con el playoff por el título ya en la mano y aún luchando por la segunda plaza en el mismo (el Rubí catalán tiene un punto más aunque con un encuentro menos).

La primera parte fue de dominio local, pero de peligrosas incursiones de los castellonenses, un conjunto plagado de extranjeros que ocupa la última plaza pero que esta temporada se le ha atragantado al CPLV, perdiendo en la primera vuelta y este sábado atascándose en ataque. Y eso que David Pérez hizo el 1-0 al 1.41 segundos.

Casi en la primera acción de ataque, con una gran asistencia de Dani Collantes, el cuadro vallisoletano ya mandaba. Con ventaja en el marcador, los de Ángel Ruiz jugaron más tranquilos siempre en busca del segundo. Mientras Nacho Pelayo tenía que lucirse en alguna acción de mérito del rival. Ese segundo no llegó hasta el último instante antes del descanso. A falta de dos segundos, tras varias superioridades por ambos equipos no aprovechadas, Rubén Herrero le puso un pase de gol a Olmo Ercilla, que éste no desaprovechó.

Con 2-0 se llegó a un descanso en el que el club y la plantilla de Elite realizaron varias iniciativas para recaudar fondos para su pronto desplazamiento a Europa a jugar de nuevo la máxima competición continental.

En lo deportivo, la segunda parte tuvo de todo. Muchos goles, emoción y sufrimiento. Porque, aunque Dani Collantes, con asistencia de Andrés Portero, hizo el tercero pronto, el Castellón se puso con un 3-2 en pocos minutos. Y porque, aunque Matt Fischer y Rubén Herrero volvieron a poner en clara franquicia al CPLV (con un 5-2 a falta de 8 minutos), su rival aprovechó una serie de indecisiones y de inferioridades de los locales en la recta final para colocarse con un 5-4 a falta de 1.54 que hizo peligrar el triunfo.

Al final, tres puntos que dejan al cuadro pucelano en la tercera plaza cuando le faltan por jugar dos encuentros para finalizar la fase regular, con ese puesto ya garantizado y la lucha abierta por el segundo.

No hay comentarios

Dejar respuesta