La juez investigará como terrorista la agresión “brutal” de Alsasua

La juez actúa a raíz de la denuncia presentada por el colectivo de víctimas del terrorismo COVITE

Manifestación en Alsasua tras la agresión. Fotografía: Europa Press.

La titular del Juzgado Central de Instrucción 3, Carmen Lamela, ha acogido la tesis de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y se ha declarado competente para investigar, por un delito de terrorismo, la agresión a dos agentes de la Guardia Civil la noche del pasado 15 de octubre en Alsasua (Navarra), que califica en su auto de “brutal”.

La juez actúa a raíz de la denuncia presentada por el colectivo de víctimas del terrorismo COVITE y entiende que los hechos podrían constituir un delito de terrorismo del artículo 573 del Código Penal, según la nueva redacción dada tras la reforma de 2015.

En un auto de cuatro páginas dado a conocer este miércoles, la juez Lamela acuerda practicar varias diligencias, entre ellas, requerir al juzgado de instrucción de Pamplona que conoce de los hechos testimonio íntegro de las diligencias incoadas, lo que supone un paso previo para pedir al juez territorial que se inhiba de este asunto.

También, y a petición del fiscal José Perals, pide a la Guardia Civil que con carácter urgente emita informe sobre la campaña de acoso que sus agentes sufren en la Comunidad Foral de Navarra y, concretamente, en la localidad de Alsasua.

Identificación de cuenta en Twitter

Igualmente, pide a la Guardia Civil que identifique a quienes realizaron las declaraciones y aparecen en las fotografías publicadas para desmentir colectivamente “la versión oficial” de las agresiones, así como a los titulares y responsables de la cuenta en la red social Twitter denunciada AltsasukoGaztetxea (@AtlsasukoGA).

Solicita también la juez a la Policía Foral de Navarra que remita a la mayor brevedad las actuaciones practicadas con motivo de tales hechos.

La resolución califica de “brutal” la agresión sufrida por los dos agentes de la Guardia Civil cuando se encontraban “fuera de servicio y acompañados de sus parejas”, en el interior del bar Koxka de Alsasua ,”donde previamente fueron rodeados e increpados para que abandonaran el local por un grupo de personas”.

No hay comentarios

Dejar respuesta