Francia celebra su 14 de julio con la cabellera de Hollande en el punto de mira

El Gobierno galo justifica los 9.895 euros brutos al mes del peluquero personal del presidente por su disponibilidad 24 horas al día

La polémica por el sueldo del peluquero personal de Hollande, en el punto de mira. / REUTERS

Hoy, 14 de julio, es un día marcado en rojo en el calendario de Francia. Es su Día Nacional con motivo de la mítica Toma de la Bastilla. Para conmemorar esta festividad, los Campos Elíseos se engalan y acogen el tradicional desfile militar, al que han asistido el presidente de la República, François Hollande, el primer ministro, Manuel Valls y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, entre otros altos cargos y personalidades.

Pero las miradas en esta ocasión estaban puestas más que nunca en Hollande. Y en concreto en su cabellera. Todo a raíz de la polémica generada tras hacerse público el sueldo de su peluquero personal: 9.895 euros brutos al mes, según el semanario satírico ‘Le Canard Enchainé’.

Desde el gobierno galo no se ha desmentido tal cifra y se ha justificado por la disponibilidad de atender al presidente las 24 horas del día y todos los días del año. Un contrato de cinco por un importe nada despreciable de 593.700 euros. Incluso se ha recalcado que el gasto en el Palacio del Elíseo se ha reducido entre un 15 y un 20 por ciento desde la llegada de Hollande.

Lo cierto es que la imagen del presidente se está viendo afectada en este último año, y veremos si se salva…¡por los pelos!

No hay comentarios

Dejar respuesta