Pedro Sánchez dice “no a día de hoy” a Rajoy

El encuentro entre Sánchez y el jefe del Ejecutivo en funciones ha durado unos 80 minutos

Fuente: Europa Press

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes, tras reunirse con el líder del PP, Mariano Rajoy, que los socialistas votarán ‘no’ a su investidura. Pero, dicho esto, ha garantizado también que dará lo mejor de sí mismo para “desbloquear” la situación y no ha aclarado si intentará formar una mayoría alternativa en el caso de que el presidente del Gobierno en funciones fracase en su intento.

Así lo ha señalado en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados después de mantener un encuentro de unos 80 minutos con el jefe del Ejecutivo en funciones, que ha calificado de “cordial” y en el que le ha trasladado la posición de su partido ante una eventual investidura.

“A día de hoy el PSOE se reafirma en su voto contrario a la investidura del señor Rajoy”, ha afirmado Sánchez ante los periodistas, para después insistir en que el líder del PP “sabe que no puede contar” con el PSOE “para un gobierno de gran coalición” ni para “pactar un programa de legislatura”.

Y, además, ha añadido que si Rajoy “no tiene una mayoría parlamentaria suficiente para poder gobernar este país”, el PSOE votará en contra de su investidura”.

“El PSOE estará en la solución”

Así, cuando se le ha preguntado si esto significa que los socialistas podrían variar su posición, hacia una abstención, si el PP se presenta en el Congreso con un acuerdo que sume escaños a sus 137 diputados, Sánchez ha insistido en que el PSOE “estará en la solución”, pero ha remachado que la mayoría que dará estabilidad al país es la de los 176 escaños.

De esta manera, ha animado a Rajoy a “trabajar” para forjar acuerdos y le ha dicho que “de 137 a 176″ escaños le queda “un trecho que recorrer“. “Ahí no puede contar con el PSOE, nosotros votaremos en contra del señor Rajoy como candidato a la presidencia del Gobierno”, ha dicho.

Sánchez ha hecho hincapié en que la investidura y la gobernabilidad del país “van de la mano” y, por eso, el PP debe buscar “una mayoría suficiente para garantizar un gobierno estable” para España.

Así, ha asegurado que está dispuesto a verse con Rajoy “en público” las veces que haga falta, pero ha avisado que no va a “negociar nada” con el PP, y ha insistido en que, para lograr esa mayoría y avanzar “de 137 a 176” escaños “tiene que contar con sus aliados potenciales y no con el PSOE”.

Tratará de “desbloquear la situación”

A partir de aquí, Sánchez no ha aclarado si tratará de formar un gobierno en el caso de que Rajoy fracase en su intento, cuando se le ha preguntado expresamente si lo buscará. Sánchez ha insistido en que el PSOE “siempre estará en la solución” y ha instado a respetar los plazos, porque ahora “es el tiempo de Rajoy”.

“La democracia tiene sus tiempos, lo que les puedo transmitir y trasladar a los ciudadanos es que tengan confianza en nuestro sistema parlamentario y sepan que el PSOE va a dar lo mejor de sí mismo para desbloquear esta situación y que España pueda contar cuanto antes con el gobierno que merece”, ha dicho en otro momento de la rueda de prensa.

Sánchez ha insistido en su mensaje de “confianza” a los ciudadanos y se ha mostrado convencido de que lo que puede permitir resolver esta situación es “el diálogo, la negociación y la capacidad de acuerdo”.

El “riesgo” de nuevas elecciones

De la misma manera, y cuando se le ha planteado la posibilidad de que haya unas terceras elecciones, ha vuelto a insistir en que su partido va a “hacer todo lo posible para que haya un gobierno en España”.

Sánchez ha apuntado además que si hay “riesgo” de ir a nuevos comicios es porque ha habido unos segundos y ha recalcado que el PSOE “fue quien más hizo para que no hubiera segundas elecciones”.

Así, ha lanzado un mensaje a los que dicen que si el PSOE no se abstiene estará siendo “irresponsable” porque habrá terceras elecciones: “El PSOE defiende su autonomía política”. Sánchez ha recordado que él se presentó a una investidura y algunos que “ahora van dando lecciones” entonces lo “bloquearon”.

Y, en segundo, lugar, ha defendido que es Rajoy quien tiene que “sentarse a negociar con sus aliados potenciales”, entre los que no está el PSOE. “Nosotros somos la alternativa, no sólo porque tenemos un proyecto político distinto al del PP, sino orque además los españoles nos han dicho que seamos la alternativa”, ha remachado.

El líder del PSOE ha mostrado su “preocupación” porque en estos 16 días después de las elecciones Rajoy no ha sumado “ni tan siquiera un escaño más” a los 137 que le dieron los españoles y le ha recordado que “ya no tiene la mayoría absoluta”, por lo que si quiere seguir gobiernando, tiene que poner en práctica “diálogo y negociación en serio”.

Porque, ha dicho, uno de los objetivos del PP es “intentar liderar un gobierno conservador no continuista”, ya que, aunque es la primera fuerza en escaños en el Congreso, hay una mayoría de grupos que se presentaron a las elecciones pidiendo un cambio en las políticas que se han puesto en marcha en los últimos cuatro años.

Sánchez, que ha comenzado su intervención recordando que este martes se cumplen dos años de su triunfo en las primarias del PSOE que le llevaron a la Secretaría General, ha aprovechado también su rueda de prensa para hacer una reivindicación de su partido porque “ha sido el partido que intentó desbloquear la situación” después de las elecciones de diciembre.

Así, ha recordado que él se presentó a la investidura, después de que Rajoy declinara el ofrecimiento del Rey, y así se pudo “poner en marcha el reloj de la democracia”, e intentó evitar las elecciones de junio, tratando de forjar un acuerdo a izquierda y derecha.

“Por coherencia, lo que no se le puede decir al PSOE es que es irresponsable por intentar formar un gobierno en el que cree y además ser irresponsable por votar en contra, como vamos a hacer, de un gobierno en el que no cree, porque va a poner en marcha políticas a las que el PSOE se opone”, ha dicho.

No hay comentarios

Dejar respuesta