Sánchez confirma que el PSOE votará no a Rajoy

Se ha comprometido a liderar la oposición

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha confirmado este sábado que los socialistas votarán ‘no’ a la investidura del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, al que ha exigido que “cumpla con su responsabilidad” y se “ponga a trabajar” para lograr un acuerdo que permita seguir en La Moncloa. Por su parte, se ha comprometido a liderar la oposición y a hacerlo de una manera “firme y convencida”.

Así lo ha asegurado el líder de los socialistas durante su discurso con el que abre el Comité Federal de su partido reunido este sábado para analizar el resultado de las elecciones del pasado 26 de junio y marcar la hoja de ruta a partir de ahora.

Sánchez ha confirmado tres ‘noes’ al PP: ha rechazado la gran coalición que le pide Rajoy, ha asegurado que no apoyará al Gobierno ‘popular’ desde fuera y ha insistido en que su voto en la investidura no será a favor ni una abstención. “De las tres opciones, abstención, voto a favor y voto en contra los socialistas votaremos en contra”, ha garantizado, entre aplausos de sus compañeros.

Además, ha insistido en que los socialistas se comprometen hoy a “liderar la oposición”. Pero, como para eso “tiene que haber un gobierno”, ha exigido a Rajoy que “cumpla con su responsabilidad y acuerde con los partidos afines un nuevo gobierno”. “Depende de usted, pero no cuente con los socialistas para ello”, ha recalcado.

Sánchez ha insistido en que, como primera fuerza política en escaños, el PP “tiene la obligación de intentar la investidura y de articular una mayoría parlamentaria sobre la que descanse un gobierno estable” y ha apuntado que tiene “socios ideológicos” con los que lograrlo, si bien incluso estos partidos defienden “un cambio en las políticas del país”.

Por eso, ha hecho hincapié en que “no puede ocurrir” lo que pasó después del 20D, cuando Rajoy declinó la propuesta del Rey de presentarse a la investidura, y le ha exigido que “esta vez asuma su responsabilidad y ponga en marcha el reloj de la democracia”.

Los pasos dados por Rajoy son “muy preocupantes”

Sin embargo, ha lamentado que en estas dos semanas que han pasado desde las elecciones “los pasos dados por Rajoy son muy preocupantes”, porque “a día de hoy no ha anunciado públicamente su voluntad de acudir o no a la investidura”. A su juicio, quiere que el resto le solucionen “sus problemas” y, además, quiere que sea “antes de agosto porque se quiere ir de vacaciones”.

Pero ha subrayado que el PSOE no lo va a hacer y le ha exigido que “se ponga a trabajar de verdad, que anuncie cuanto antes su voluntad de acudir a la investidura, que construya una oferta programática que le permita ganarse apoyos entre sus aliados naturales, entre los que no está el PSOE, y que no espere que el resto de partidos políticos le resuelvan su problema”.

“No sé si Rajoy quiere comprometerse con sus votantes a que va a liderar ese gobierno, pero los socialistas sí que nos comprometemos hoy a liderar la oposición, vamos a ser la alternativa a esa derecha”, ha dicho, sin referirse a las posibilidades de que una primera sesión de investidura resulte fallida.

Su objetivo, “derrotarle” en el congreso

Sánchez ha subrayado que su objetivo es “democráticamente, lealmente y nítidamente hacer oposición a ese gobierno y derrotarle en la cámara de representación de los ciudadanos, el Parlamento, junto a la mayoría de diputados que cree necesario un cambio en las políticas impuestas por el PP durante estos últimos cuatro años”.

El líder del PSOE ha insistido en que los españoles han situado a su partido como “la alternativa” y, por eso, Rajoy no les puede “exigir” su apoyo para seguir en La Moncloa.

De esta manera, ha explicado que está dispuesto a “escuchar” al presidente y la orientación de su programa de gobierno, qué va a hacer con los presupuestos generales y cómo pretende “cumplir” con los objetivos de déficit, pero ha insistido en que no puede pedirle su voto para ser investido.

Según ha dicho, su papel es el de liderar una “oposición útil” y, una vez eche a andar la legislatura, trabajar para “reconstruir muchos de los consensos rotos”. Pero, además, ha defendido que este papel en la oposición debe ser utilizado por los socialistas para “reconstruir” su proyecto y “hacer posible un cambio desde la oposición”.

Los socialistas, ha dicho, deben “ser capaces de avanzar con paso firme en la renovación política” de su proyecto, “condición necesaria” que les va a “permitir ganar en credibilidad, ampliar la base electoral y convertirse”, espera que “muy pronto”, de nuevo en “el referente de la mayoría de los españoles”.

Así, ha asegurado que el PSOE será responsable con la gobernabilidad del país, pero ha subrayado que eso no es “en modo alguno incompatible” con su posicionamiento político y su rechazo a la investidura.

Cree que el PSOE ha demostrado “fortaleza”

Durante su alocución, Sánchez ha admitido que no está satisfecho con los resultados cosechados por el PSOE en las elecciones del pasado 26 de junio, si bien ha dicho que está “muy orgulloso “del partido porque “en las peores condiciones” y contra una confluencia “poderosa” ha demostrado “fortaleza”. “La derecha puede ganar las elecciones pero nunca podrá acabar con el PSOE”, ha enfatizado.

En concreto, ha celebrado que la mayoría de los españoles progresistas han “frenado” el ‘sorpasso’ de Podemos, un conglomerado de 25 siglas cuyo objetivo no era otro que “derrotar” al PSOE y se ha felicitado de haber “mantenido el timón” pese a la “dureza” de la campaña electoral. “La derecha de Rajoy y el conglomerado compartieron adversario: el PSOE. Pero el hijo político de Anguita fracasó como fracasó el padre y no logró el ‘sorpasso’ porque se equivocaron de nuevo de adversario”, ha indicado.

A su juicio, la “obsesión” del líder de Podemos, Pablo Iglesias, por adelantar electoralmente al PSOE sólo ha tenido un “triunfo”: “Evitar un gobierno socialista y preservar el gobierno de Mariano Rajoy”. “Hay que reconocer su éxito en ese esfuerzo. Ahí sigue el señor Rajoy. Enhorabuena, señor Iglesias. Todo un logro histórico”, ha soltado.

El líder socialista ha constatado que si bien Iglesias “vive mejor” con Rajoy como presidente que con un socialista, ha apuntado que quienes le votaron el pasado 20 de diciembre y de ahí, según su análisis, que su partido, coaligado con Izquierda Unida (IU) haya perdido 1,2 millones de votos en los últimos comicios.

En este punto, el secretario general de los socialistas ha censurado que algunos dirigentes de Unidos Podemos hayan justificado su caída en la “cobardía” y de “miedo a lo nuevo” del electorado de izquierdas. “No lo comparto. Cada español sabe lo que votó y por qué. Si algo caracteriza al electorado de la izquierda no es la cobardía”, ha repuesto.

Por todo ello, se ha mostrado “convencido” de que se está asistiendo al “declive electoral” de Iglesias y al “fortalecimiento” del PSOE. “Dependerá de nosotros”, ha advertido Sánchez, incidiendo en que él no estará satisfecho hasta que los socialistas se vuelvan a convertir en la primera fuerza política de España porque, según ha remarcado, “el único voto para desbancar a la derecha es votar al PSOE.

No hay comentarios

Dejar respuesta