¿Por qué los toros persiguen el color rojo?

Muchos son los estudios que se han llevado a cabo pero ninguno que resuelva el debate

¿Por qué el toro ataca con virulencia el capote de color rojo?

La tauromaquia, aunque controvertida y polémica, más estos últimos días con el Decreto de la Junta de Castilla y León apoyado por los grupos parlamentarios en las Cortes la pasada semana (con la abstención de Ciudadanos y la posterior reprimenda de Albert Rivera a Luis Fuentes), que prohibía dar muerte en público al Toro de la Vega de Tordesillas, ha estado presente a lo largo de la historia en el imaginario colectivo de diversas colectividades del mundo ya sea el arte (literatura, la pintura o el cine).

zamora toros fresno8En la amplia mayoría de los lugares que se practica, suele creerse que el rojo atrae y enfurece al toro, lo que hace que el capote sea normalmente de este color, pero ¿Hasta qué punto es esta teoría cierta o verdadera?

No existe un estudio científico sobre la cuestión que estamos tratando pero, por ejemplo, el programa televisivo de Discovery Channel: “Mythbusters” (Cazadores de mitos), se encargó de desmontar esta teoría con una prueba empírica sencilla. Construyeron  una serie de muñecos que simulaban la figura de tres matadores vestidos con tres atuendos de colores rojo, blanco y azul, para posteriormente colocar los “falsos toreros” en una jaula y soltar un gran toro para comprobar su reacción.

El resultado desmontó la teoría ya que el animal atacó con la misma virulencia a las figuras de esos tres colores por lo que no existe ni argumento ni prueba científica que  demuestre que los toros se enfurecen por el color rojo, ni tan siquiera que sean capaces de distinguirlos del resto de colores.

Pese a este experimento sabemos que el color rojo es de relevancia supina para el mundo del toro ya que los profesionales, en las primeras décadas del 1700, comenzaron a utilizar capas o muletas de este color, desde entonces, la gente ha relacionado fuertemente este color con el mundo taurino aunque como ya hemos señalado con anterioridad no existe razón científica que diga que el toro se enfurece o ataca con mayor virulencia a todo aquello que lleve el color rojo.

1 Comentario

Dejar respuesta