El triste final de una joya llamada Luis Salom

El motociclista, de solo 24 años de edad, tenía una brillante carrera por completar

Luis Salom, Motociclismo, Montmeló, fallecimiento
Luis Salom colgaba esta foto en Twitter el pasado jueves

Estas líneas se escriben en homenaje a un joven piloto que tenía toda una larga historia en el mundo del motociclismo aún por escribir, un hombre al que siempre se le podía ver con una sonrisa a pie de pista y que disfrutaba haciendo lo que le gustaba que no era otra cosa que completar carreras subido a una moto.

De nuevo la tragedia, como ya ocurriera con otros pilotos como el italiano Marco Simoncelli o el japonés Daijiro Kato, volvió a tocar el Mundial de motociclismo. El balear Luis Salom perdía la vida tras un tremendo accidente que se producía durante la segunda sesión de los entrenamientos de Moto2.

El de Palma de Mallorca, en lugar de girar hacia la derecha en la duodécima curva del circuito catalán de Montmeló, se fue recto. Su moto, impactó en primer lugar en el “air fence”, una barrera de aire situada al final de la escapatoria y el destino quiso que el piloto del equipo Stop and Go siguiera la misma trayectoria impactando contra su montura a una velocidad de entre 120 y 150 kilómetros por hora.

Las muestras de dolor a través de las redes sociales se dejaron notar, con mensajes de dolor de pilotos como Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo o Marc Márquez:

Nos deja un joven y risueño hombre, capaz en el año 2012 de ser subcampeón del mundo en Moto3 y que enamoró a los amantes del motociclismo por su pilotaje agresivo, valiente pero sobre todo por esa enorme sonrisa que contagiaba a aquel que con él estaba. Descanse en paz, Luis Salom.

1 Comentario

Dejar respuesta