Cristiano Ronaldo decide y siembra la duda en el Camp Nou

El Real Madrid venció por 1-2 en feudo blaugrana gracias a los goles de Benzema y de Cristiano Ronaldo que dejaron en nada el tanto inicial de Piqué

Cristiano Ronaldo e Iniesta. El Madrid se llevó el clásico

El conjunto de Luis Enrique dejó escapar los tres puntos de territorio culé tras el tanto inicial de Piqué en el 56 de partido y después de que el cuadro de Zinedine Zidane firmara una buena segunda mitad que tuvo sus frutos con los tantos de Benzema y Cristiano Ronaldo. El triunfo da oxígeno a un conjunto blanco que llegaba como víctima y se va como verdugo.

Hay que ver cómo es el fútbol. El conjunto madrileño llegaba hasta el santuario culé a diez puntos del “eterno rival”, con la Liga a años luz y se marcha a siete, lejos es cierto, pero con una inyección de moral tremenda que le puede servir en su objetivo de alzarse con la undécima Copa de Europa, objetivo real ahora mismo del conjunto que preside Florentino Pérez para que la temporada no sea tildada de fracaso.

Los dos equipos firmaron una primera parte mala, en la que los visitantes se escondían en su madriguera en busca de una contra buena para un Bale que no estuvo ni mucho menos fino en los primeros 45 minutos. Tampoco lo estuvieron Suárez, Messi ni Neymar a lo largo y ancho de todo el partido, lo que terminó pagando su equipo.

En el segundo acto comenzó el encuentro de verdad. Piqué golpeó primero pero rápidamente Benzema y Cristiano, tras la expulsión de Sergio Ramos, dieron la vuelta al marcador y se llevaron los tres puntos del territorio blaugrana.

Tres puntos que sirven como soplo de aire fresco para los de Zidane, como hemos dicho anteriormente para afrontar lo mejor posible el tramo final de la Copa de Europa y que despiertan la duda en un F.C. Barcelona que tendrá que recibir el martes a un hueso duro como es el Atlético de Madrid de Diego Pablo Simeone en la máxima competición continental.

No hay comentarios

Dejar respuesta