La reunión PSOE-Podemos rompe el hielo negociador

Los secretarios generales del PSOE y de Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, se han sentado este miércoles a entablar negociaciones sobre un posible gobierno progresista, en el que Podemos no quiere a Ciudadanos.

Los secretarios generales del PSOE y de Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, han comenzado un acercamiento patente en las declaraciones de los dos dirigentes tras la reunión que durante dos horas han mantenido.

No obstante, Sánchez ha reconocido este miércoles que es “casi imposible” que logre presidir un gobierno que incluya a Ciudadanos y Podemos y ha dejado claro que cualquier pacto que cierre el PSOE “tiene que contar con el sí” del partido de Albert Rivera.

Aun así, el líder de los socialistas ha mostrado un “optimismo moderado” después de su reunión con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y ha explicado que, “con todas las cautelas y las dificultades”, considera que a día de hoy está “más cerca un Gobierno del cambio y más lejos la repetición de las elecciones”.

Y para ello, se ha apoyado en el “cambio de actitud” de Iglesias, dispuesto ahora a negociar con Ciudadanos, y el “tono cordial” y “muy cálido” en el que, ha dicho, se ha desarrollado el encuentro que han mantenido durante dos horas en el Congreso de los Diputados.

En la rueda de prensa posterior a esta cita, Sánchez ha subrayado que es una “buena noticia” para la izquierda que haya una “predisposición favorable al diálogo” por parte del partido de Pablo Iglesias y ha garantizado que a partir de ahora el diálogo “se va a basar en la sinceridad, la cordialidad y el respeto a ambas formaciones”.

“Cuando hay voluntad de acuerdo hay voluntad de diálogo y eso hemos empezado a caminar hoy pese a las dificultades”, ha comentado Sánchez, quien ha insistido en que la única opción posible para que haya un gobierno del cambio “que sume” es un acuerdo entre PSOE, Ciudadanos y el partido morado.

Iglesias cede “su” Vicepresidencia

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha anunciado este miércoles que está dispuesto a “ceder” y renunciar a entrar en un Ejecutivo con el PSOE si esto desbloquea la formación de un gobierno de coalición progresista entre el partido morado y el liderado por Pedro Sánchez. En cualquier caso defiende que la Vicepresidencia sea para una persona de Podemos y que la composición del Ejecutivo sea bastante proporcional.

Un Iglesias que ha salido “muy contento” de una reunión en la que se ha puesto encima de la mesa una “voluntad mutua para continuar el diálogo”.

“Le he hecho saber que si para que haya un gobierno a la valenciana en España y un gobierno de coalición, mi presencia en ese gobierno es una dificultad para el PSOE, estoy dispuesto a ceder y a no estar en ese gobierno. En política hay que saber ceder”, ha manifestado. Según ha dicho, Sánchez le ha traslado que su inclusión no sería bien recibida por su partido. “Si el obstáculo soy yo, no hay ningún problema”, ha remachado.

De esta forma, Iglesias ha renunciado a una de las primeras condiciones que su formación puso sobre la mesa para llegar a un acuerdo. Sin embargo, ha vuelto a trasladarle a Sánchez la necesidad de formar una coalición entre las fuerzas de izquierdas, presidida por el PSOE y que incluya a Podemos, Izquierda Unida y Compromís -“la vía del 161”, como se ha referido a ella-, en la que no esté Ciudadanos.

En dicho gobierno, Podemos seguiría reclamando la Vicepresidencia, aunque no la ocupe ya Iglesias, y estaría dispuesto a que hubiera también independientes. No obstante, Iglesias ha asegurado que “hablar del quién” debe ser la “última cuestión” a tratar, y que antes hay que “avanzar en términos programáticos”. A este respecto, ha señalado que en los programas electorales de PSOE y Podemos hay “muchos elementos que podrían servir para llegar a un acuerdo”.

No obstante, aunque Podemos mantiene la condición de formar un gobierno de coalición de progreso entre las fuerzas de izquierdas, Iglesias ha manifestado este miércoles que ahora sí está dispuesto a sentarse con Ciudadanos y a reunirse con su líder, Albert Rivera, tal y como pedía Sánchez para explorar un acuerdo ‘a tres’.

De hecho, el líder de Podemos ha rebajado este miércoles el tono de sus críticas hacia el acuerdo de legislatura firmado entre PSOE y Ciudadanos que hace un mes llevó a su formación a levantarse de la mesa de negociaciones. Además, Iglesias y los suyos se habían negado tras la investidura fallida a reunirse con el PSOE si a ese encuentro acudía también Ciudadanos, tal y como habían acordado estas dos formaciones tras revalidar su pacto.

No hay comentarios

Dejar respuesta