Banksy ya tiene cara

El artista callejero podría haber sido descubierto gracias a tecnología que se utiliza para seguir a terroristas o criminales.

Una de las obras de Banksy.

Uno de los grandes misterios de los últimos años es saber quién se esconde del pseudónimo de Banksy, el artista callejero que intenta despertar conciencias con sus reivindicativos e irónicos grafitis. Un misterio que parece haber llegado a su fin. Y es que todo apunta a que Banksy es Robin Gunningham.

Según un estudio de la Universidad Queen Mary, científicos habrían descubierto la identidad del grafitero gracias a una técnica utilizada en criminología para ubicar a terroristas o criminales basándose en los sitios donde ya ha actuado el criminal para cerrar el perímetro al lugar más probable donde vive.

Se trata de una técnica que necesita muchos escenarios donde se haya actuado, y si algo es Banksy es prolífico por todo el mundo. Pero en realidad se han basado en las más de 140 pintadas que hay en Londres y Bristol. Así es como se ha dado, supuestamente, con el nombre de Robin Gunningham.

Este nombre no era nuevo para los que seguían la pista a Banksy, ya que en 2008 se relacionó al artista tras la máscara con este británico de unos 40 años de edad. El estudio no es fiable al 100% ya que Banksy no firma sus obras y muchos tratan de imitar su pintura.

No hay comentarios

Dejar respuesta