Denuncian el caso de una trabajadora de una residencia de Segovia dada de alta pese a ser sospechosa
Localidad en la que se encuentra la residencia

Denuncian el caso de una trabajadora de una residencia de Segovia dada de alta pese a ser sospechosa

Solicitan a la Fiscal Superior de Castilla y León una investigación y la depuración de responsabilidades si las hubiere
|

La Asociación El Defensor del Paciente ha denunciado ante la Fiscalía Superior de la Comunidad el caso de una trabajadora de la Residencia de Mayores de Sacramenia (Segovia) que, presuntamente, ha sido dada de alta por el médico del ambulatorio de la localidad pese a ser sospechosa de padecer el coronavirus y no haber recibido aún los resultados.


En su escrito, que la presidenta de la asociación, Carmen Flores, ha elevado a la Fiscal Superior de la Comunidad, Lourdes Rodríguez Rey, se hace referencia al caso de una vecina de Sacramenia, M.R, que el pasado día 16 de marzo llamó al centro médico porque se encontraba mal, ya que tenía dolor de garganta, respiraba con dificultad y le dolía la cabeza, aunque no tenía fiebre.


Se le comunicó entonces que, dado que trabajaba en una residencia de ancianos, tendría que permanecer una cuarentena en casa y acudiría a su casa un equipo médico para hacerle la prueba del coronavirus, test que le fue efectuado el día 19 y del que aún se encuentra a la espera de recibir el resultado.


Sin embargo, la paciente, como así ha denunciado a la asociación El Defensor del Paciente, sostiene que recibió la llamada del médico titular del ambulatorio de Sacramenia comunicándola que estaba dada de alta dado que él consideraba que no tenía el Coronavirus, y ello a pesar de que aún no se habían recibido los resultados de la prueba.


La presidenta de la asociación, en declaraciones a Europa Press, ha explicado que la afectada tenía que incorporarse este martes a la residencia de Sacramenia pero no lo ha hecho ante el peligro de contagiar a los residentes del centro.


"Lo que no es normal es que aún no le hayan dado los resultados, salvo que se hayan extraviado, pero mucho más grave, una irresponsabilidad, es que le hayan dado el alta sin tener confirmación de si está o no infectada", denuncia públicamente Carmen Flores, quien entiende que no tiene sentido que todo el mundo "sufra encierro en sus casas y en casos como éste se ponga en peligro la vida de las personas mayores de este centro".


Por ello, solicita a la Fiscal Superior de Castilla y León una investigación y la depuración de responsabilidades si las hubiere.