Los dos diputados sorianos de C’s no recurrirán su expulsión

Han reconocido que se equivocaron de partido ya que aseguran que creían que entraban "en un partido de centro, moderno y tolerante, dispuesto a ser más demócrata".

José Antonio de Miguel, alcalde de Almazán, es uno de los dos expulsados por C'S

Los dos diputados sorianos expulsados de Ciudadanos el pasado viernes, José Antonio de Miguel y Raúl Lozano, han confirmado que no utilizarán el plazo para recurrir a la decisión de la formación, al tiempo que han reconocido que se “equivocaron” al formar parte de ella.

El pasado viernes Ciudadanos resolvía el expediente en el que se les comunicaba la expulsión de la formación por defender las diputaciones y aunque tienen varios días para presentar alegaciones, los dos diputados han coincidido en que no los van a utilizar ya que “nunca nos han escuchado, ni siquiera tenemos claro que hayan mirado el recurso que les presentamos, la decisión ya la tenían tomada”.

Cuando finalice el plazo para presentar alegaciones, ambos pasarán a ser no adscritos tanto en la Diputación como en el Ayuntamiento.

De Miguel y Lozano han reconocido que se equivocaron de partido ya que aseguran que creían que entraban “en un partido de centro, moderno y tolerante, dispuesto a ser más demócrata y que iban a ver las desigualdades territoriales, pero no es así” y no entienden que califiquen de “falta grave” sus actuaciones cuando “la Diputación de Soria es un modelo difícilmente superable”.

Según han indicado los dos diputados expulsados, “varios concejales más de la provincia pueden dejar Ciudadanos de manera voluntaria” como apoyo a los afectados, algo que mostraron hace varios días.

Los dos diputados provinciales han comentado que la provincia de Soria tiene “poco interés político para los partidos ya que aquí está todo el pescado vendido” algo que ha hecho “más fácil que se tomara esta decisión”. “Cualquier partido que no sea PSOE o PP tiene difícil tener representación nacional que es lo que les interesa a los partidos”, han añadido.

“Mientras el plazo de recurso este abierto la situación no cambiará, después pasaremos a ser diputados no adscritos tanto en la Diputación como en el Ayuntamiento”, tampoco afectará al pacto de investidura ya que “cualquier cambio en la Diputación sería perjudicial para Soria” ha finalizado De Miguel, que quitando hierro al asunto ha indicado que “seguiremos siendo sorianos y de la Ribera, pero será de la Ribera con ‘B’, no con ‘V'”.

Sobre la propuesta de C’s para sustituir las diputaciones, De Miguel ha señalado que no entienden el “el ideario del Consejo de Alcaldes, en el que no los concejales no podrían ser ni diputados ni representar al Ayuntamiento”, además han apuntado que el partido propone que las diputaciones “pasen a las Comunidades Autónomas lo que sería una tragedia para nuestra provincia ya que la Junta no atendería las necesidades de nuestra provincia y estaría más abandonada, y además se transferiría el personal por lo que no habría ahorro”, algo que como indica el alcalde de Almazán “no acabamos de entender”.

De Miguel ha señalado que les queda “acatar la resolución” y que no van a “utilizar el plazo para alegar” aunque creen que si acuden a los tribunales podrían ganar “ya que hay un artículo que defiende el libre ejercicio del mandato por encima del partido al que pertenezcan”.

Por su parte Raúl Lozano ha indicado su “desilusión” ya que era la primera vez que se afiliaba a un partido y le ha “expulsado” a los ocho meses de estar en el cargo “un señor capitalino que igual no le importa nada el medio rural” por defender a su provincia. El alcalde de Hinojosa ha indicado que no va a dejar su acta de diputado y quiere “agradecer” los más de 200 mensajes de apoyo de la gente, así como valorar el trabajo de los concejales de la provincia “que de forma altruista sacan a sus pueblos adelante y son con los que me siento identificado”.

No hay comentarios

Dejar respuesta