“Sube el Nazareno, sube con la Cruz”

La Pasión termina con la entrada del Cristo en la Iglesia de Santa María del Carmen de Renueva

El silencio sepulcral en la procesión del miércoles Santo benaventano, en la que la Cofradía del Silencio acompaña a las imágenes del Cristo de La Salud y el Jesús Flagelado por las oscuras calles de la ciudad. Portando en sus manos velas y exhalando incienso, los cofrades iluminan el camino del calvario de Jesús.

“Sube el Nazareno, sube el buen Jesús, sube hacia el Calvario, sube con la cruz.” Así rezaban las letras que el Coro que esperaba al Cristo de la Salud, en la Plaza Mayor de Benavente, interpretaban ante la atenta mirada de cientos de benaventanos.

La Pasión termina con la entrada del Cristo en la Iglesia de Santa María del Carmen de Renueva, con la ya tradicional interpretación por parte de la Banda de música del Maestro Lupi de La Saeta del Cristo de los Gitanos.

No hay comentarios

Dejar respuesta