Segovia dispondrá de un servicio de perros abandonados

La futura concesionaria se encargará de recoger el animal, identificarlo y buscar su adopción para evitar un posible sacrificio

En Segovia se calcula que “residen” unos 25.000 perros. No hay datos oficiales pero extrapolando los datos nacionales sobre 200 ejemplares son abandonados cada año. Otros se pierden, no están “chipados” y el propietario se desentiende.

Controlar a los perros de compañía abandonados es una competencia municipal. Salvo en Segovia, Cuéllar y algún que otro municipio, en los pueblos segovianos no hay perreras de acogida para estos ejemplares, en donde el protocolo establece que un perro abandonado pasa a estar durante 20 días en dependencias municipales. Durante este tiempo, si el perro esta “chipado”, se busca a su propietario. Si el propietario no aparece el perro termina siendo sacrificado.

Facilitar a los ayuntamientos tanto la captura de los perros abandonados como evitar en lo posible su sacrificio facilitando la adopción de estos ejemplares o su mantenimiento en instalaciones adecuadas es el objetivo de una iniciativa del área de Promoción Económica de la Diputación de Segovia.

“La idea es adjudicar el servicio a una asociación de protección de animales o empresa autorizada. Ellos se encargarán de recoger al animal, realizar las pruebas de identificación y si no hay propietario, evitar el sacrificio mediante adopciones o manteniendo al perro en instalaciones apropiadas”, explica Jaime Pérez, diputado del área.

La Diputación tiene previsto licitar este servicio provincial por debajo de los 18.000€, que se prestará en convenio con los ayuntamientos que lo soliciten. “Entendemos que tiene que haber una corresponsabilidad de los municipios, por cada perro que se gestione el ayuntamiento deberá pagar una cantidad, pero en cualquier caso, siempre menor a lo que le cuestan actualmente el proceso de identificación o los honorarios del veterinario para el sacrificio”, añade Pérez.

Para el concurso de adjudicación se requiere que la asociación o empresa en la que se delegue el servicio disponga de instalaciones homologadas, que disponga de una buena red para gestionar las adopciones y que garantice un elevado nivel de bienestar a los animales que no encuentren nuevo propietario. El área de Promoción Económico planea que el servicio pueda empezar a prestarse en un plazo de tres meses, tras la convocatoria del concurso de adjudicación y la concesión del servicio.

No hay comentarios

Dejar respuesta