Salamanca y su fiel posado para los sellos

Correos imprime un sello de 1,3 euros de valor postal que conmemora el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca (USAL).

Sello conmemorativo del VIII Centenario de la USAL./ EUROPA PRESS

Correos celebra el 300 aniversario de su nacimiento, un origen que podría remontarse varios siglos más si esta entidad pública hubiese tenido en cuenta otras fórmulas que ya servían para comunicar la península desde tiempos remotos.

Así lo reconoce su presidente, Javier Cuesta Nuin, quien ha visitado recientemente Salamanca para presentar el sello de 1,3 euros de valor postal que conmemora el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca (USAL).

Este sello es el último pero ni mucho menos el único que ofrece la imagen de Salamanca, han sido “muchísimos” los que han contado con diferentes reclamos de su ciudad o su provincia a lo largo de la historia, apunta Javier Cuesta.

Salamanca, como conjunto urbano, ha estado dentro de las colecciones de Patrimonio de la Humanidad, además de contar con uno específico para dar realce y promoción en 2002 a la Capitalidad Europea de la Cultura.

La imagen de la Casa de las Conchas también tuvo su propia impresión en 1991 y la fachada de la Universidad no solo está presente ahora con el octavo centenario, también dejó su “huella” en 2005, con motivo de la celebración en su seno de la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

Previamente, en 1953, debido a la efeméride del séptimo centenario de la bula de Alfonso X ‘el Sabio’ que dio forma a los estatutos de la Universidad, Correos también emitió tres efectos sobre la USAL.

Pero no solo de imágenes de su patrimonio vive la colección de sellos relacionada con Salamanca, pues también han sido numerosas las personalidades vinculadas a la ciudad y a su Estudio las que han quedado retratadas por esta herramienta de pago postal.

FIGURAS HISTÓRICAS

Según la información facilitada por Correos, las figuras históricas y culturales presentes en esta lista son San Juan de la Cruz, en 1942; Fray Luis de León, con dos sellos – 1953 y 1991-; Beatriz Galindo, primera mujer universitaria del mundo -1968-; Antonio de Nebrija, en 1963; Francisco de Vitoria, en 1987; o Luis de Góngora, estudiante de la USAL y a quien la filatelia homenajeó con su imagen en el cuarto centenario de su nacimiento.

Igualmente, esta entidad dedicó en 1989 un sello a María de Maeztu, primera mujer que accedió a los estudios universitarios en la España moderna, además de discípula de Unamuno e intelectual de la época.

El doctor Lorenzo Galíndez de Carbajal, catedrático de leyes en la USAL y ‘Correo Mayor de Indias y Tierra Firme del mar Océano’ en el siglo XVI, se suma a esta lista, como también Miguel de Unamuno, que dejó su impronta en un sello de 1994.

Asimismo, Salamanca está presente en uno de los sellos más significativos de la historia reciente. Se trata del dedicado a Adolfo Suárez, quien fue estudiante en la Facultad de Derecho de la USAL antes de sus responsabilidades como presidente del Gobierno en tiempos de la Transición.

En este caso, Correos emitió este reconocimiento unos días antes de su fallecimiento, lo que fue una excepcionalidad, pues la empresa pública le rindió homenaje en vida, cuando todas las emisiones son de personalidades ya fallecidas – salvo miembros de la Casa Real-.

ÚLTIMO SELLO

Respecto al último sello, sobre el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, la entidad postal distribuirá 240.000 unidades con una tirada única y en ellas se puede ver la imagen de la fachada plateresca de la institución académica.

En esta ocasión, Correos ofrece “un enfoque atrevido” de la portada histórica de la Universidad de Salamanca, que permitirá a los interesados buscar en ella “otras cosas además de la rana” y adentrarse en los 800 años de la fundación de esta institución, señala el presidente de Correos.

No hay comentarios

Dejar respuesta