El Ayuntamiento se vuelca en ayudar a las mujeres embarazadas

La partida presupuestaria del Consistorio pasará de 75.000 a 150.000 euros para ayudar a este colectivo

El Ayuntamiento de Salamanca duplicará el presupuesto destinado a ayudar a mujeres embarazadas y las madres con menores de tres años ante las numerosas solicitudes recibidas. En concreto, la partida económica pasará de 75.000 a 150.000 euros para apoyar a todas las mujeres que han presentado su solicitud y cumplen los requisitos establecidos.

Actualmente, los técnicos municipales están revisando las 630 peticiones recibidas para comprobar si están dentro de las condiciones establecidas en esta nueva línea de subvenciones.

Esta iniciativa se enmarca en el compromiso adquirido por el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, de apoyar a las familias con ayudas económicas para mejorar su calidad de vida y ayudar a las mujeres embarazadas para que sigan adelante con su embarazo.

Con estas ayudas, cuyo importe máximo por persona es de 600 euros, se quiere apoyar a la mujer y a las familias en los gastos derivados de su maternidad así como en la atención adecuada de las necesidades básicas o específicas de sus hijos. De este modo, las destinatarias son mujeres embarazadas de al menos seis meses y madres con hijos menores de 3 años (entre los gastos subvencionables se incluyen los generados en escuelas, centros y guarderías infantiles, así como alimentación, medicación y artículos de bebé).

Han podido optar a estas ayudas las mujeres empadronadas en la ciudad de Salamanca desde al menos el 1 de enero de 2016, salvo las víctimas de violencia de género, emigrantes de Castilla y León retornadas y solicitantes de protección internacional contemplados dentro de la legislación del derecho de asilo y protección subsidiaria, quienes no tendrán que acreditar antigüedad en el empadronamiento.

Compromiso con la política social

El Ayuntamiento de Salamanca tiene un compromiso rotundo con las políticas sociales para ayudar a las personas en dificultad. La ciudad mantiene una completa red de protección social, integrada por entidades, instituciones y organizaciones, que da respuesta a las necesidades de las familias con problemas.

En el último año y medio, el Consistorio ha puesto en marcha nuevas e importantes medidas sociales para seguir ayudando a las personas más vulnerables. Entre las nuevas actuaciones, destaca el acuerdo para evitar el corte de agua en los hogares más desfavorecidos, o la flexibilización de los criterios económicos para que un mayor número de personas pueda acceder a ayudas y servicios municipales.

Ha convocado también dos convocatorias de ayudas económicas para la compra de material escolar, que han beneficiado ya a casi 400 familias; y la colaboración económica para garantizar el funcionamiento del Centro Joven de Cruz Roja.

Estas nuevas medidas se suman a las ayudas para atender necesidades básicas, como la alimentación o el pago del alquiler, de las personas con menos recursos.

No hay comentarios

Dejar respuesta